Las Provincias

«Somos un equipo que encuentra su motivación en la ayuda al paciente»

vídeo

Lorena Saus, en la puerta de la sede de Sistemas Genómicos en el Parque Tecnológico de Paterna.:: / IRENE MARSILLA

  • La directora de Sistemas Genómicos describe como «pionera» la actividad de esta empresa familiar dedicada a estudiar el ADN

Sistemas Genómicos inició su andadura en 1998. Es una empresa familiar valenciana. Su directora, Lorena Saus, explica algunas claves de esta compañía dedicada a buscar en la genética explicaciones y tratamientos ante la enfermedad. El estudio del ADN, las aplicaciones de la biomedicina y las numerosas puertas que el conocimiento abre, alimentan la actividad de una firma cuyo producto llega a la sociedad a través de grupos de investigación, científicos y médicos de numerosos lugares del mundo.

Su trayectoria ofrece aportaciones en torno al cáncer, enfermedades raras, patologías óseas o cardíacas, entre otras. Y también en el ámbito de la agroalimentación. Se les considera líderes en distintos campos, pero Lorena Saus se inclina por hablar de «pioneros, se nos ha ocurrido antes y también hemos sido pioneros en abrir las puertas de la compañía con el ánimo de compartir el conocimiento y estos nos hace distintos».

¿Sistemas Genómicos es puramente valenciana?

Sí, una empresa familiar cien por cien valenciana. Somos valencianos y cuando nos plantemos cómo expandir la compañía, o dónde están las personas con más talento para llevarla y dónde ubicarla, al final siempre concluimos lo mismo: Valencia es el lugar de donde somos.

¿Cómo reciben este premio?

Nos da un impulso, hace que creamos más en nosotros. No sólo a mí, sino a la gente de la compañía. Los premios hacen que uno valore el trabajo que hace cada día y crea más en sí mismo. Nos motivan, aunque tenemos una automotivación importante, estos reconocimientos llevan a creer que lo que hacemos es bueno para la sociedad.

¿Qué es Sistemas Genómicos?

Un equipo con talento que encuentra su motivación en la ayuda al paciente. Es un lugar donde los proyectos y avances se hacen realidad, donde conseguimos avanzar para mejorar la vida de los pacientes.

¿A qué se dedican?

Analizamos el ADN para diagnóstico de enfermedades y pautar tratamientos. Todo ello por detrás tiene mucha inversión en tecnología, en formación, trabajo en equipo. También reiventar incluso nombres de equipos que no existen y los tenemos que ir creando antes de que la sociedad los defina.

Los destinatarios del producto de Sistemas Genómicos no son las personas directamente.

Son centros de investigación con los que colaboramos, grupos de genética de España o cualquier otro lugar del mundo, ginecólogos, pediatras, oncólogos. No estamos orientado al paciente final. Consideramos que siempre debe haber un criterio médico para enfocar las pruebas genéticas. En la fundación que impulsamos, Quaes, tenemos un área destinada al paciente porque nos llaman personas con pruebas como diagnóstico prenatal y por ello impulsamos la fundación desde la que nos relacionamos con el paciente en colaboración con asociaciones. -¿Cuál es el espíritu, la fuerza, que inspira a Sistemas Genómicos?

Es una fuerza que compartimos los responsables de los distintos departamentos. Es algo que llevamos dentro: la necesidad de contribuir a la genómica con nuestro granito de arena, a que el paciente esté mejor. Nos impulsa querer aportar pruebas que sean realmente buenas para su diagnóstico, tratamiento y salud. Poder orientarles para que sepan en lo que la genómica les puede ayudar y en lo que no es posible.

Usted habla mucho de equipo. ¿Cuántas personas trabajan en la empresa que dirige?

Somos 105 personas. Cada año contratamos en torno a 15 personas nuevas. Esta ciencia, por ser nueva es relativamente artesanal. Está todo los automatizada que permite la ciencia y le tecnología, pero es aún muy artesanal y sin buenos equipos es muy difícil la buena genómica.

Por lo que se ve por los pasillos, entre esas 105 personas hay muchas mujeres.

El 70%. Tenemos mujeres fantásticas en puestos directivos, por ejemplo la directora de Latinoamerica, la responsable de negocio o la de nuevas tecnologías.

¿Muchos retos por delante?

Sí, en distintas áreas. Las compañías que nos dedicamos a la biomedicina parece que todos hacemos lo mismo, pero la biomedicina es un mundo. Sólo trabajando en un solo tipo de cáncer, ya podríamos ser cien personas trabajando en ello. Hablando de más pacientes son muchos a los que podríamos ayudar: cardiología, neurología, reuma. La genómica tiene mucho que decir en medicina personalizada. También en tratamiento de datos, que creo que en los próximos años no vamos a parar.