Las Provincias

El Planeta se decide hoy entre diez obras finalistas

  • El premio literario celebra su 65 edición con una decena de libros que aúnan géneros distintos como la novela negra, de aventuras o intriga

barcelona. Novela negra con toques de aventura o de intriga policiaca con elementos de terror fantástico son dos de los temas que dominan entre las diez obras finalistas del Premio Planeta, que este año, cuando cumple su 65 edición, asiste a la difuminación de la frontera entre los géneros. El presidente del grupo, José Crehueras, presentó ayer la cita de este año, que se fallará hoy por la noche en un acto que presidirán los Reyes en el Palau de Congressos de Catalunya.

En esta 65 edición se han batido «todos los récords» y han sido 552 las novelas presentadas, de las que 147 proceden de Latinoamérica, 18 de Estados Unidos y 6 de Canadá, 12 de Europa, 1 de Marruecos, 2 de Asia y 298 de España-68 no especifican su procedencia-.

«Ya no sirven los géneros, los libros presentados muestran un excepcional panorama porque ya no hay categorías inmóviles. Hay crónica social con historia de amor, o saga familiar con claves policiacas», describió el secretario del jurado, Emilio Rosales, quien subrayó que los galardones «gozan de muy buena salud» como demuestra la cantidad de originales recibidos.

En nombre del jurado, el escritor y ganador del premio en 1987, Juan Eslava Galán, detalló algunas de las claves de las diez novelas finalistas, de las que ocho corresponden a autores identificados con seudónimo y las otros dos pertenecen a Mariano Negri y a Luis Escalante Galán. Por su parte, el director general del Grupo Planeta, Jesús Badenes, destacó la importancia de un premio, dotado con 601.000 euros para el ganador y 150.250 para el finalista, «al que solo precede el Nobel».

Badenes señaló que 2016 será «un buen año» porque si en 2015 aumentaron las ventas de libros en España un 3%, en 2016 se espera que lo haga entre un 1 y un 2%, gracias al interés por la ficción y el libro infantil. Planeta, además, aboga por ensanchar el número de lectores en España.