Las Provincias

El Raphael de siempre en sinfónico

    El Raphael de siempre
    • El cantante de Linares respasa sus grandes éxitos en la plaza de toros de Valencia

    Regreso a Valencia donde anoche renovó su compromiso: "Volveré cada año". Salió al escenario de la plaza de toros minutos después de las 21 horas. Más de medio centenar de músicos arroparon a Raphael encima de las tablas, en el tendido y en las gradas el cantante se encontró con su público. Sin adjetivos, los raphaelistas son como son.

    El cantante de Linares no gusta, arrasa. No canta, interpreta. En esta ocasión, además, arriesga. La orquesta sinfónica era un reto y acertó. Los 55 años de profesión, dato que él se encargó de recordar, se notan. Para bien. El ADN de Raphael se mantiene intacto: gestos, fraseo y potente voz. Es, como recitó, "el Raphael de siempre". Se sabe idolatrado, admirado, querido. El repertorio está al servicio del cantante, desde 'Mi gran noche', 'Digan lo que digan' o 'Se me va', que como acostumbra a apostillar, es una de "las grandes canciones de la historia". Cómo no, del puño y letra de Manuel Alejandro.

    El carisma de él y la profesionalidad de los músicos tejieron un espectáculo de casi tres horas que arrancó con 'Promesas', sirvió para desgranar los grandes éxitos del cantante y concluyó con 'Como yo te amo' y 'Yo soy aquel'. Terminó como siempre, sí, con el éxtasis en las gradas después de que el público se viniera arriba con 'Escándalo'.