Las Provincias

El concurso del teatro El Musical se salta el Código de Buenas Prácticas

El hall de El Musical. :: irene marsilla
El hall de El Musical. :: irene marsilla
  • El jurado que designará a la persona que ocupe la coordinación artística está copado de funcionarios

Lo llaman concurso pero no lo es. Es una convocatoria abierta, pero ni a los candidatos se les exige un proyecto con el que concurrir, ni en el jurado se respetan las cuotas del Código de Buenas Prácticas, que hace un año presentó la Conselleria de Cultura. La designación de la persona que ocupe la coordinación artística del Teatre El Musical (TEM), de titularidad municipal, dista del proceso seguido en el Palau de la Música, también dependiente del Ayuntamiento. El TEM depende de la concejal María Oliver y el auditorio es competencia de la edil Glòria Tello. La comisión de valoración del TEM está compuesta por funcionarios, en su mayoría, del Ayuntamiento de Valencia.

El jurado, presidido por Abel Guarinos, director de CulturArts a cuya jefatura accedió por concurso público; está compuesto por otros tres funcionarios que proceden del Ayuntamiento: Hilario Llavador, secretario de la Corporación; Bernardino Gaspar, jefe del servicio de Acción Cultural; y Antonio Collado, jefe de servicio de Juventud. Completa la comisión de valoración Maribel Doménech, profesora de Bellas Artes de la Politécnica de Valencia y portavoz de Salvem El Cabanyal.

¿Qué dice el Código de Buenas Prácticas? El documento que vela por la correcta gestión cultural determina que en los jurados estén representados en la misma proporción las instituciones públicas, la sociedad civil y los expertos del sector. En el caso del TEM es incumplen las cuotas y, a diferencia del comité del Palau de la Música, tampoco el jurado es paritario: sólo figura Maribel Doménech como mujer y como representante de la sociedad civil. Tanto en la comisión evaluadora del TEM como el auditorio, en el que participaron seis hombres y cinco mujeres, no hay políticos.