Las Provincias

«Se ha cuestionado mi vida, que he dedicado al arte»

Antonio de Felipe, en una de sus últimas exposiciones. :: i. marsilla
Antonio de Felipe, en una de sus últimas exposiciones. :: i. marsilla
  • El pintor Antonio de Felipe ha interpuesto una querella contra Fumiko Negishi y mantiene su agenda. «Trabajar es mi terapia», asegura

Antonio de Felipe mantiene su agenda laboral pese a la polémica con Fumiko Negishi, que le acusó de ser la autora de sus obras. Él ha interpuesto una querella contra ella y está dispuesto a pintar ante un juez por demostrar su verdad.

¿Ha afectado esta polémica a su actividad laboral?

Estoy trabajando mucho. Expongo la semana que viene en el Centro de Arte Contemporáneo de Martorell, y en diciembre muestro 'Graffiti Pop' en el Tinglado Número 1 de Tarragona. Trabajar es mi terapia, mi mejor medicina. Para mí fue un shock levantarme una mañana y encontrarme con esta vorágine, se cuestionó mi profesionalidad y mi vida en general, que siempre he dedicado al arte. Ha sido un escollo más en una carrera dura como la mía, que no es fácil.

¿Las acusaciones de Fumiko Negishi le han cerrado alguna puerta o truncado algún proyecto?

Todas las exposiciones que tenía previstas siguen en marcha. La gente que me conoce sabe cómo soy y evidentemente saben que eso es mentira. Las acusaciones que ha hecho son muy graves y ya he tomado las medidas oportunas. Esta semana va a recibir una querella por injurias y calumnias. He tomado las medidas adecuadas para que no quede impune lo que ha hecho y nos veremos en los tribunales. Si tengo que pintar delante del juez lo haré.

¿Ha vuelto a saber de ella?

No desde que desapareció en febrero. Por supuesto he seguido pintando después con normalidad. Yo ya era Antonio de Felipe antes de que ella apareciese en mi estudio y lo voy a seguir siendo. Mis cuadros han sido hipercopiados, como las vacas, las Audreys... Ella ha trabajado en mi estudio con cosas que no tienen nada que ver con la creatividad. Todas las ideas nacen de mi mundo interior, de mis vivencias. Siempre he defendido que soy un artista muy valenciano por la carga ironía y de fuerza. Es imposible que eso lo haga alguien por mí. Mis cuadros nacen de mis emociones y por eso conectan con el público. Yo hago un pop que va más allá de lo decorativo y es emocional.

Ella exactamente, ¿qué hacía en su taller?

Por motivos legales no puedo dar demasiados detalles por ahora. Pero te puedo decir que su aportación creativa a mis cuadros ha sido ninguna. Puedo garantizarte que he dedicado horas y horas a pintar mis obras. Su discurso artístico es completamente diferente al mío.

Pero usted podía tener la idea y ella ejecutarla, ¿no?

Eso es completamente falso. Yo he pintado todos mis cuadros.

¿Tiene algún ayudante más?

A mi secretaria, nadie más. Ahora he dedidido que mejor solo que mal acompañado.

La definió como 'obrera de la pintura', ¿qué significa?

No, no dije eso. Ella trabajaba en mi taller porque yo era un hombre orquesta y lo hacía todo: comprar los lienzos, los transportaba... Cuando vas creciendo necesitas gente que te ayude. No soy el único.

¿Cree que le ha motivado la venganza?

No lo sé. Dejé de contar con ella porque tenía más gastos que entrada de dinero. La crisis me ha afectado como a todo el mundo.