Las Provincias

Cultura prescinde de empresas externas y asume la gestión directa de Cinema Jove

Presentación de la última edición de Cinema Jove, el pasado junio. :: irene marsilla
Presentación de la última edición de Cinema Jove, el pasado junio. :: irene marsilla
  • La conselleria, que estudia la fórmula para designar nuevo director, descarta repetir el modelo de ediciones anteriores y delegará competencias en su propio personal

Cuanta más gestión directa, mejor. Cuanto mayor control sobre el festival, mejor. La próxima edición de Cinema Jove marcará distancias con las anteriores no sólo porque se prevén cambios en la dirección de la cita cinematográfica durante 2017, sino porque el Institut Valencià de Cultura (IVC) ha decidido no adjudicar a una empresa la organización del certamen.

El IVC, en manos de Abel Guarinos, no pretende hacer borrón y cuenta nueva en Cinema Jove. La cita cinematográfica goza de prestigio fuera de la Comunitat, tiene cuestiones a mejorar, como su implicación con el sector audiovisual de la Comunitat y tender más lazos con el público de la ciudad, según fuentes de Cultura.

Al margen de la dirección de Cinema Jove, la gestión interna del festival, a la que es ajeno el espectador, es otro de los asuntos a abordar en los próximos meses. Desde hace unos años, la producción, el protocolo, la logística y los comunicación de Cinema Jove recaía en una empresa. Este procedimiento se vio alterado en la última edición. La adjudicación a Solventa, la firma que logró la concesión, fue recurrida por Quatre Fulles, empresa que también concurrió a la convocatoria. Un tribunal administrativo aceptó el recurso, paralizó la adjudicación y resolvió suspender la concesión al considerar falta de criterios objetivos en la misma.

En la próxima edición no se sacará la organización del festival a convocatoria abierta. No se buscará una empresa para realizar la gestión interna. Se adopta esta solución después de comprobar que el IVC puede asumir las riendas de Cinema Jove, como sucedió en la última edición. Cultura pretende ser el máximo responsable y competente en el certamen cinematográfico, como sucede con otros festivales.

El Institut Valencià de Cultura prevé abrir nuevas bolsas de trabajo para suplir en la mayor medida posible la falta de plantilla. La relación de puestos laborales (RPL) de la Generalitat ha despejado algunas dudas sobre el personal que se requiere tras el ERE de 2013. La apertura de nuevas bolsas de trabajo vendrá determinada por los presupuestos y atendería a una demanda del comité de empresa, que el pasado mayo denunció la contratación externa y solicitó que se tengan en cuenta a los empleados despedidos hace seis años.

¿Se acabaron las contrataciones externas? No. Para la gestión de Cinema Jove se realizarán contratos menores, como sucedió la pasada edición, pero el IVAC ganará peso en la organización.

Para la próxima edición el presupuesto de Cinema Jove apenas variará respecto al último ejercicio. La partida del festival cinematográfico se engloba en el capítulo 2 (gastos de funcionamiento), una característica que condiciona el futuro contrato del responsable de la dirección.

El IVC estudia fórmulas legales para realizar un contrato de dirección artística, pero no resulta fácil porque rige la normativa mercantil. Cultura podría asignar a dedo a una persona pero la cuantía económica no podría superar los 18.000 euros (contrato menor). Sobrepasar esa cantidad obligaría, según la ley de contratación del sector público, a sacar un concurso para el servicio o abrir un procedimiento negociado sin publicidad.

Como adelantó LAS PROVINCIAS, Cultura prevé que la persona que ocupe la dirección de Cinema Jove no supere los 40.000 euros de honorarios. Se maneja una cifra en torno a los 35.000 euros. En cualquier caso, será una cantidad menor que la que percibía Rafael Maluenda, que estaba contratado por la Administración los doce meses del año.

Cultura prevé que el contrato del próximo director de Cinema Jove tenga un año de vigencia con posibilidad de renovación. Con esta fórmula se garantiza que la persona elegida en el festival cuente posteriormente con el aval de la subdirección del IVAC.

Hasta que el IVC no determine la modalidad legal del contrato no se podrá tantear a los posibles responsables. Cultura maneja un listado de nombres como punto de partida a partir del cual trabajar.

Si se cumplen los plazos previstos, se cubrirá antes la dirección de Cinema Jove que las subdirecciones del Institut Valencià de Cultura. La conselleria aún no ha abierto la convocatoria pública para cubrir estas plazas.