Las Provincias

Los centros culturales se renombran

Los centros culturales se renombran
  • Les Arts se ha desprendido del Palau, CulturArts se ha convertido en Institut Valencià de Cultura, y Alfons El Magnànim se ha transformado en Centre d'Investigació

  • El Museo de Bellas Artes ha perdido la denominación de San Pío V en el último año

Los nuevos gestores culturales no sólo imponen su política sino también modifican los nombres de las instituciones de las que se ponen al frente. De todos los cambios de nomenclatura destaca el de la pérdida del San Pío V, que es una denominación arraigada en la ciudad. En manos del actual director, José Ignacio Casar Pinazo, la pinacoteca ha potenciado en el último año el nombre de Museo de Bellas Artes. San Pío V ha desaparecido de las referencias en la web y de las comunicaciones del centro.

¿Es arbitraria la modificación de la nomenclatura? Casar Pinazo ha defendido en varias ocasiones que el nombre apropiado de la pinacoteca valenciana es Museo es Bellas Artes, lo de San Pío V viene por el edificio en el que se aloja desde 1946. La pinacoteca se trasladó del Convento del Carmen al seminario San Pío V y de ahí toma la denominación tradicional, pero oficialmente es Museo de Bellas Artes de Valencia. «Es más preciso», detallan desde la institución cultural.

La historia no vincula a Pío V con la pinacoteca. La creación del museo vino dado por las medidas desamortizadoras de 1835-1837 que propiciaron la formación de museos provinciales de Bellas Artes con las obras de arte incautadas a los conventos suprimidos. Las obras pasaron primero al edificio del Temple y después al Convento del Carmen. Hubo una etapa, después de la guerra civil, en que los fondos se trasladaron a Madrid, y de ahí recalaron en el colegio San Pío V.

«Es una cuestión menor porque no ha tenido ese nombre históricamente. Una cosa es el edificio, que sí es San Pío V, y otra la institución, que es Museo de Bellas Artes y no está mal diferenciarlas», señala Manuel Muñoz Ibáñez, presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos.

En el pleno del Consell Valencià de Cultura celebrado en junio, el vicepresidente de la institución, Ricard Bellveser, planteó que el ente preguntara a la Conselleria por el cambio de nombre. No han obtenido respuesta. «Personalmente creo que ha hecho mucha fortuna en llamarse San Pío V y es una expresión consolidada, económica y eficaz. Lo de Museo de Bellas Artes de Valencia es muy largo y no se identifica tan bien. Existe la costumbre popular de llamarlo así», dice el escritor.

Los nuevos responsables culturales amoldan las denominaciones de los centros que dirigen a sus criterios. Al igual que Casar Pinazo, Vicent Flor también ha introducido cambios nominativos en la Institució Alfons el Magnànim. No le borra el nombre, pero sí amplia los apellidos. En el nuevo logo ya aparece como Centre Valencià d'Estudis i d'Investigació. Davide Livermore no estigmatiza la marca Palau de les Arts, pero prefiere identificarlo sólo como Les Arts. Así consta en el último logo que emplea la institución lírica. El nombre completo, incluido Reina Sofía, no desaparece pero pasa a un segundo plano.

Por otra parte, como avanzó LAS PROVINCIAS en marzo de 2016, CulturArts mutará a Institut Valencià de Cultura (IVC). La primera vez que Vicent Marzà se refirió públicamente al IVC fue en la presentación del plan Fes Cultura en Les Arts el pasado 31 de marzo. Desde entonces es habitual que los responsables de la conselleria y los gestores del sector se refieran a CulturArts como Institut Valencià de Cultura, pero oficialmente el IVC no existe. En las publicaciones del Diario Oficial de la Comunitat Valenciana (DOGV) o en las comunicaciones oficiales a los medios de información sigue figurando CulturArts. Esta denominación nunca ha sido del gusto del equipo de Marzà y tampoco de algunos sectores artísticos, que asocian la creación de CulturArts a la fusión, acompañada de recortes económicos y despido de plantilla, de los diferentes institutos artísticos (Teatres, IVAC, Ivacor e Instituto Valenciano de la Música).

La nueva ley del IVAM servirá, además de para dotar de autonomía al museo valenciano, para modificar el nombre del holding y que pase a denominarse Instituto Valenciano de Cultura.