Las Provincias

Música para refugiados

Música para refugiados
  • Rihanna y Metallica actúan en Nueva York en un concierto solidario a fin de recabar ayuda para los desplazados de Siria

No todo en la vida de Rihanna es desmesura. Como tampoco no todo en la trayectoria de Metallica es hacer que los oídos retumben con los aplastantes sonidos de su 'heavy metal'. Las estrellas de la música también tienen su alma solidaria. De ello pueden dar fe los espectadores que fueron a verles actuar ayer, en el Global Citizen Festival, un acontecimiento que en la presente edición ha estado dedicado a la ayuda a los refugiados.

Los organizadores del espectáculo, que se ha retransmitido en directo desde Central Park -uno de los mejores lugares del mundo para escuchar música al aire libre-, han dedicado la quinta edición del evento a los desplazados por la guerra en Siria. Este año se quería que los asistentes al concierto -en el que también concurrieron el rapero Kendrick Lamar y el vocalista de Cold Play, Chris Martin- se comprometieran con acciones dirigidas a erradicar la pobreza extrema.

Durante de más de seis horas, los espectadores vieron en escena al dúo electrónico Major Lazer, Demi Lovato, Ellie Goulding y a Rihanna, quien evocó ante la multitud que ella misma es una migrante. No en vano, nació en Barbados. Bien es verdad que ahora no es una desarrapada como los que llegan al Mediterráneo, si es que no perecen antes ahogados.

A Rihanna le pirra irse a su isla caribeña natal, y no precisamente a la sombra de un chamizo. Cuando regresa a casa por Navidad descansa en una mansión con una piscina descomunal en la que seguramente cabe una barcaza llena de refugiados. En lo que atañe estrictamente al concierto, Yusuf Isla-antes llamado Cat Steven, cuando aún no había abrazo el Corán- exhortó al auditorio a no «estigmatizar» a nadie por razón de su identidad. EE UU lo deportó a una vez a Gran Bretaña por «razones de seguridad nacional». Pero desde que se dejó una barba poblaba y dijo unas cuantas tonterías sobre Salman Rushdie ya no se sacude la leyenda de muyahidín.

En el transcurso del acto los refugiados sirios y del sur de Sudán también tomaron la palabra. Los organizadores transmitieron un vídeo de Alex Assali, un sirio que ha obtenido refugio en Alemania y que procura comida a los 'sintecho' en señal de agradecimiento.

Alex, un niño de seis años que vive en Nueva York, también habló en el concierto. El pequeño se ha hecho famoso desde que escribió una carta al presidente Barack Obama para pedirle que traiga «al niño transportado en una ambulancia en Siria», que él se encargaría de cuidarlo. Se refería a Omran Daqneesh, el niño de cinco años que apareció en las televisiones de todo el mundo ensangrentado y cubierto de polvo después de ser rescatado a causa de un bombardeo en Alepo.

Los organizadores anunciaron que celebrarán un concierto en Bombay el 19 de noviembre en el que se espera reunir al rapero Jay Z, Coldplay y a la estrella de Bollywood Aamir Khan, entre otros.