Las Provincias

Ponce, maltratado por los presidentes

Ponce, en una de las dos grande faenas que cuajó en la feria de Logroño.
Ponce, en una de las dos grande faenas que cuajó en la feria de Logroño. / APLAUSOS
  • Simón Casas, favorito para gestionar la plaza de Madrid

El planeta toros ha manejado los últimos días dos claves con claras referencias valencianas, Ponce y la plaza de Madrid. El diestro de Chiva se ha visto sorprendido por una serie de decisiones presidenciales en Albacete y Logroño que a punto estuvieron de ponerle sordina a un fin de temporada triunfal; la plaza de Las Ventas, la más influyente de todas, culminaba estos días el proceso de concesión para los próximos cuatro años con dos concursantes, la empresa Chopera y Simón Casas que está más cerca que nunca de hacer realidad su gran sueño dar el salto de Valencia a Madrid. De confirmarse lo que parece evidente se convertiría en el empresario taurino con más poder de las últimas décadas.

La referencia de Ponce tendría rango de anécdota si no fuese por el amor propio del diestro que sigue peleando por lo máximo con la pasión de un novillero ansioso de triunfo como sea y vive esas situaciones con gran tensión. La prensa especializada ha coincidido en manifestar la extraña tacañería presidencial que ha supuesto el disgusto del torero, que no haya podido alcanzar uno de sus objetivos de este año, abrir la puerta grande de Logroño, única plaza importante de España donde no lo ha conseguido todavía. En Albacete sucedió la tarde de los toros de Samuel Flores que ninguna de las figura quiere estoquear y él se anunció como un gesto que el usía no quiso reconocer. En Logroño con los toros de El Pilar, el primero un toro con movilidad y justo de fuerza al que entendió a la perfección. Metió en cintura al toro, le sometió con rigor y se encajó en una faena de sólida supremacía, pero sobre todo en una segunda labor en la que toreó con paciencia, soberanía y primor sacando el máximo partido a su oponente con enjundia y sabor. Las dos veces, el palco le negó el segundo trofeo. Cuando se arrastró el cuarto, dio dos aclamadísimas vueltas al ruedo.

Simón, favorito

La decisión final sobre la concesión de la plaza de Madrid, se sabrá el próximo martes, pero todos los pronósticos apuntan que el elegido será Simón Casas que ha concurrido asociado con Nautalia una de las principales compañías de cruceros entre cuyos objetivos figura al parecer aportar turistas orientales a Las Ventas.

La puntuación obtenida por ambas candidaturas -Chopera asociado el millonario mejicano Bailleres y Simón Casas con Nautalia- en relación a los criterios subjetivos, los primeros obtuvieron 8,50 puntos mientras que el empresario francés alcanzó los 13 puntos. En cuanto al aspecto económico -hay que recordar que este es uno de los puntos que mayor valoración tiene en el pliego de condiciones- la oferta mayor la ha presentado también Simón Casas y Nautalia, que ofrece un canon anual de 2.800.000, mientras que sus competidores dan 2.105.000.

En lo que se refiere a la programación, ambas empresas ofrecen, por San Isidro, cinco corridas más de las exigidas. Mientras que Taurodelta ofertan dos festejos de rejones más de los exigidos, Casas-Nautalia oferta tres. En cuanto a la Feria de Otoño y el resto de la temporada, Taurodelta ofrece los festejos exigidos. Casas-Nautalia, por el contrario, oferta dos festejos más de los exigidos en la temporada y una novillada más de las requeridas por el pliego.

Las dos UTE's coinciden en ofertar cinco novilladas nocturnas más de las exigidas, pero la agrupación de Casas y Nautalia se desmarca con la oferta de dos festejos populares más de los exigidos, incluida desencajonada.

La oferta presentada por Casas-Nautalia se impone, también en el resto de los criterios tenidos en cuenta. Entre ellos, está la propuesta de reducción de los precios de los abonos y las localidades, las propuestas para publicidad, difusión y promoción y las oferta para la financiación de la Escuela de Madrid y las escuelas regionales. El próximo martes 27 de septiembre, a las 10.00 horas se dará a conocer el ganador de la licitación en un acto público que tendrá lugar en la propia sede de La Comunidad de Madrid.