Las Provincias

El Palau de la Música es cosa de niños

fotogalería

Excelencia. Los 153 integrantes respondieron perfectamente a la dirección de Mercedes Femenía. :: manuel molines

  • Bajo la batuta de Mercedes Femenía, los 153 jóvenes interpretan un repertorio que reivindica el patrimonio musical valenciano

  • La segunda edición de la Banda Juvenil Bankia-LAS PROVINCIAS vuelve a deleitar a los aficionados

Valencia. Emoción, entusiasmo y lágrimas tras el esfuerzo musical que desembocó en éxito rotundo ayer al finalizar el concierto de la Banda Juvenil Bankia-LAS PROVINCIAS. Los protagonistas, 153 chicos y chicas de entre 10 y 14 años, que además son alumnos de conservatorios y escuelas de música de toda la Comunitat Valenciana, tuvieron la oportunidad de repetir el triunfo cosechado en el primer recital que dieron en Alicante el pasado mes de agosto e igualar así a sus antecesores, que hicieron lo propio en el concierto conmemorativo del 150 Aniversario de LAS PROVINCIAS en 2015.

Todos ellos estaban exultantes. No obstante, muchos también mostraron su nerviosismo por poder cumplir el sueño de todo intérprete, debutar en la catedral musical valenciana, puesto que para la gran mayoría era la primera vez que se enfrentaban al imponente escenario de la Sala Iturbi del Palau de la Música. Y lo hicieron como verdaderos profesionales, sin ni siquiera titubear y totalmente convencidos de su valía y virtuosidad con instrumentos de orquesta como el saxofón, la flauta, el flautín, el oboe, el fagot, el clarinete, la trompa, la trompeta, el trombón, el bombardino, el violonchelo o la percusión.

Las partituras aún se deslizaban entre las manos de los jóvenes artistas cuando el público estalló en aplausos a la espera de vivir una jornada en dulce armonía y buena compañía. Los integrantes de la banda sólo compartieron una semana de travesía en el albergue juvenil La Florida, pero bien parecía que habían compartido escena durante algo más de tiempo. El concierto, como ocurrió en el debut alicantino, volvió a sonar en clave valenciana, gracias a la elección de la directora Mercedes Femenía que volvía a ponerse al frente de las jóvenes promesas de la música. El repertorio buscó con cada nota reiterar la importancia de la Comunitat Valenciana como cuna de la música. Así, la Sala Iturbi vibró con los acordes de marchas moras, cristianas, procesionales y pasodobles propios del patrimonio musical de la región.

El pasodoble 'LAS PROVINCIAS' destacó por ser la primera pieza en dar paso al espectáculo, además de ser la única compuesta por artistas ya desaparecidos, al tratarse de la obra de 1929 de los hermanos Terol. La obra, concebida más para concierto que para un pasacalle, resultó ganadora de un concurso convocado por éste mismo periódico. Su grado de dificultad no pudo con la gracilidad de los más pequeños y encandiló a los padres, demás familiares y conocidos que no quisieron perderse la cita en el Palau de la Música.

Poco después sonaron las primeras notas de la marcha cristiana 'Elionor' del compositor de Ontinyent, Miguel Ángel Sarrió, que estuvo presente durante el concierto. La pieza estaba dedicada a su hija Elvira que, casualmente, era una de las 150 integrantes junto a su trombón, y se mostró visiblemente emocionada por interpretar la partitura de su progenitor. En tercer lugar sonó 'Osana in Excelsis', la marcha religiosa del clarinetista de Novelda Óscar Navarro que dio paso a 'J.A.I.M', de José Rafael Pascual Vilaplana. El pasodoble del bombardinista de Muro de Alcoi se estrenó en 2001 como un homenaje a uno de sus mejores amigos y trompetista de la banda de Xixona.

El momento más emotivo llegó con 'Una aventura espacial', la única pieza compuesta especialmente para la Banda Juvenil Bankia-LAS PROVINCIAS por el profesor de trombón Miguel Ángel Forner. La obra musical hizo vibrar al público por segunda vez, tras ser tocada en el concierto del pasado mes de agosto, al hacerles creer que se encontraban en una verdadera aventura espacial con la preparación, despegue, viaje al espacio y vuelta a la Tierra. La marcha mora 'Guillem' de Enrique Alborch y 'Luna Mediterránea' cerraron el programa que demostraba con fuerza que la música y los compositores valencianos siguen más vivos que nunca.

Y como colofón a la fiesta, tras las emotivas declaraciones de una emocionada Mercedes Femenía, orgullosa de la labor acometida en un espacio de tiempo tan corto pero intenso, los músicos deleitaron al público de una forma mucho más animada y divertida. Y a fe que así fue ya que todos ellos 'bailaban' con sus instrumentos mientras los asistentes les seguían el ritmo al son de las palmas. La impresión era unánime: «Estos chicos suenan demasiado bien, llegarán lejos».

Lo cierto es que momentos previos a la fiesta de la música, también hubo tiempo para agradecer que tanto LAS PROVINCIAS como Bankia decidieran dar continuidad a un proyecto que surgió el pasado 2015 con motivo del 150 aniversario del emblemático periódico. En este sentido, la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana, no quiso perder la ocasión de manifestar su apoyo a un proyecto que su presidente, Pedro Rodríguez, catalogó de «educativo y humano». Además de servir, a su parecer, para incrementar el nivel musical de las generaciones venideras en esta materia artística. Siguiendo en esta línea, quiso recordar que su organización aglutina más de 40.000 músicos, 60.000 estudiantes, 200.000 socios junto a más de 1.000.000 de seguidores que dan trabajo a cerca de 4.000 profesores entregados con la música y lo que implica para una región tan vinculada a esta rama de la cultura y que seguirá luchando por su continuidad.

Por su parte, el director de LAS PROVINCIAS, Julián Quirós, reiteró que los periódicos no sólo sirven para dar las noticias del día. «Sirven también para encontrar tesoros o juntarlos. Como los que se encuentran en el escenario». Asimismo, comentó el orgullo y la alegría que implica poder llevar a cabo por segundo año consecutivo una iniciativa de este tipo, tan cultural como humana. En la misma línea de ensalzar los valores de esfuerzo y apoyo a la cultura se expresó Miguel Capdevila, director corportativo territorial de Valencia y Castellón de Bankia. «Es emocionante compartir escenario con todos estos grandes artistas. Por eso desde Bankia hemos querido estar junto a LAS PROVINCIAS en este campus», reiteró tras añadir que seguirán trabajando en esta línea cultural y educativa de promover la música en la Comunidad Valenciana.

Se pone así punto y final a un ciclo en el que tanto los 153 niños participantes (de los más de 400 que se presentaron) padres, familiares profesores y monitores salieron reforzados con un vínculo que les llevó a crear algo mágico y que trasladaron al público con total precisión. Sumar horas y partituras con gente de su misma edad y con una pasión en común, la música, les haya llevado a presumir de debutar en la casa de la música valenciana por todo lo alto.