Las Provincias

Valencia exhibe la retrospectiva más ambiciosa del «audaz» de Equipo Crónica

fotogalería

Una de las obras de la exposición del Equipo Crónica en la Fundación Bancaja de Valencia. / EFE

  • La antológica muestra 165 obras de los artistas valencianos hasta el 8 de enero en la Fundación Bancaja

La Fundación Bancaja de Valencia acoge desde hoy y hasta el 8 de enero de 2017 la exposición antológica más amplia de España sobre los valencianos Equipo Crónica, 165 obras "de una gran audacia" que constituyen los "latidos históricos" del final del franquismo y el inicio de la Transición.

Así lo ha expresado hoy el historiador Tomás Llorens, encargado de comisariar junto a su hijo Boye una muestra que, ha defendido, "tiene la capacidad de evocar una época y eso no es algo casual, sino que ese era el propósito" de los integrantes del ya histórico equipo: Rafael Solbes, Manuel Valdés y Joan Antoni Toledo.

"Equipo Crónica se construye con la voluntad de hablar de la realidad histórica que les rodeaba, del presente como historia", ha explicado Llorens, que estuvo en contacto con los pintores valencianos durante toda su carrera, en la que desarrollaron un proyecto "en contra de la tradición dominante".

El origen del movimiento Estampa Popular de Valencia, en 1964, es el inicio del recorrido cronológico que sigue la exposición, que presta atención al trabajo de los primeros años de los tres creadores, que se convirtieron en dos cuando Toledo abandonó el equipo, poco después.

La muestra acoge series de cuadros tanto de Estampa Popular como de Equipo Crónica, que tratan temas como los "25 años de paz", la recuperación de la pintura del Siglo de Oro por parte del régimen franquista o la campaña por el regreso a España del "Guernica" de Picasso, siempre con una "visión crítica", según Boye Llorens.

Ya en los años 70, ha explicado el comisario, algunas de las series de obras se centran en el oficio del pintor, como la "Serie negra", "Autopsia de un oficio" o "A vueltas con la pintura", siempre desde un punto de vista realista, alejado del estilo de las vanguardias.

fotogalería

La producción de Equipo Crónica recupera la vertiente política a finales de su producción, desde 1973, con la serie "El panfleto", en la que se preguntan por las diferencias entre la pintura y la propaganda, hasta 1975 y 1976, cuando las series "El paredón" y "La trama" tratan aspectos como los fusilamientos o incluso inventan episodios de la vida de Franco.

Con la llegada de la Transición, Valdés y Solbes se embarcan en la creación de "Los viajes" y "Los paisajes urbanos", que, según Boye Llorens, indagan sobre "la relación de la pintura con el mundo exterior", e inician después la serie "Lo público y lo privado", que Valdés abandona tras la muerte de Solbes en 1981.

"Se trata de unos años de extrema agitación y confusión, donde la conciencia colectiva está bastante irritada y desorientada", explica Tomás Llorens, que se refiere a hitos como mayo del 68 o la guerra de Vietnam como influencias en la producción artística de la época.

Llorens destaca el discurso a contracorriente de Equipo Crónica, cuyo inicio convivió en el tiempo con vanguardias como el expresionismo, pero desarrolló un estilo radicalmente diferente.

"No solo hablaban en común, el uno por el otro, sino que pintaban en común, en contra de la tradición dominante", especifica el comisario, que subraya el deseo de los valencianos de "hablar de la sociedad, hablar del mundo que los rodea".

El presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón, ha destacado lo "necesario" de la retrospectiva, que incluye obras del Reina Sofía, el IVAM, el MACA de Alicante, el Museo de Bellas Artes de Bilbao, entre otros museos, cuando han pasado "más de 30 años" de la última muestra antológica de Equipo Crónica en Valencia.

"La obra de Equipo Crónica tiene una gran potencia, porque los artistas son conscientes de la historia y del lugar que ocupan en la historia", afirma Tomás Llorens, que concluye que precisamente a ello se debe su "gran singularidad".