Las Provincias

El Mariscal más tecnológico

fotogalería

El dibujante Javier Mariscal, presentando su nueva exposición en Pepita Lumier. :: damian torres

  • El dibujante descubre en la galería Pepita Lumier su exposición más íntima y vanguardista con bocetos de una historia que él mismo vivió

  • El artista valenciano presenta una muestra protagonizada por los Garriris

La tecnología ayuda, y si no que se lo digan al dibujante valenciano Javier Mariscal, que ha emprendido un nuevo camino en «esta sociedad tan tecnológica en la que vivimos», utilizando nuevas técnicas, para acercar su obra a ese público que le envía mensajes cada semana diciendo: «me gusta tu obra, ojalá pudiese comprármela». Pues el momento ha llegado y tener un original de Mariscal firmado en casa es factible.

Los primeros 170 ejemplares inéditos llegan hoy a Valencia con una exposición llamada 'Apuntes. Bocetos de una peli de Garriris' que estará hasta el día 29 de octubre en la galería Pepita Lumier. El año pasado estrenaron la temporada con Paco Roca y sus cómics, Premio Nacional, y este año no se han querido quedar atrás y abren el nuevo ciclo con otro ganador del galardón, Mariscal. Desde los 95 euros se podrán adquirir prints sobre papel arte firmados e impresiones sobre materiales especiales como el metacrilato, de los míticos dibujos del artista, los Garriris.

Estos personajes, que nacieron hace más de 40 años, protagonizan esta muestra. Una historia de los años 70 de dos jóvenes de 20 años que huyeron de la tiranía de los grises en un barco hacia Formentera para ser hippies. Lo mismo hizo él. Por eso calificó este proyecto de «muy íntimo» ayer en la presentación. «No es nostalgia», aseguró, pero la libertad en busca de sexo, drogas y rock and roll que refleja en sus dibujos a él le hizo «aprender mucho». Lleva mucho tiempo trabajando y creando esta historia que espera materializar en una película de animación y en un cómic.

Quiere que los Garriris salten a la gran pantalla como hicieron 'Chico y Rita' en el 2010 llevándose un Goya. «Hay futuros planes con el director Fernando Trueba, pero no sé para cuando», explicó el artista. Pero lo que aseguró es que esta trama «va a durar 3 o 4 años más».

De momento, a la exposición llegan en forma de arte digital los bocetos, trabajos gráficos de creación de personajes y desarrollo gráfico del guión de una película. Todo tematizado por paisajes 100% mediterráneos con la naturaleza marcando el ritmo de la vida.

Dejando claro que el ordenador «es una herramienta que ayuda pero no hace dibujos, eso nace de una mano», el dibujante explicó su nueva técnica que consiste en impresiones llamadas prints, que se realizan sobre un papel de algodón de alta calidad que junto con las tintas pigmentadas le dan a la impresión «un acabado perfecto» y con una calidad cromática «extraordinaria». «Ahora suelo utilizar también mucho el ipad para trabajar, me gusta dibujar con los dedos», confiesa Mariscal.

Es la primera vez que los originales salen de un ordenador y además en serie. Habrá dibujos con una tirada de 100 ejemplares, otros más grandes de 50X70 con 50 y los más exclusivos, con una edición de tan sólo 10, serán los metacrilatos grandes. «La fidelidad de los trazos y los colores es total. El papel ecológico que empleo, absorbe tan bien las tintas que dentro de 200 años seguirán igual», alega el artista. Este proyecto se consolidará en unos meses con el lanzamiento de su nueva tienda, Mariscal Store. A través de esta web, el diseñador venderá principalmente prints sobre papel, además de en otros formatos especiales como el aluminio o metacrilato. También ofrecerá dibujos personalizados de los clientes si envían su foto. Pero ahora quiere ver que acogida tienen estos dibujos que parecen «verdaderas serigrafías».

Ya hay reservas y es que Mariscal es un artista internacional con obras en el MoMA de Nueva York, en la Colección Ricard de París o en el Philadelphia Museum of Art. Tiene 66 años y lleva 60 dibujando. Garantiza que su carnet de identidad siempre ha sido el de dibujante y a pesar de haber sufrido un proceso de «incomprensión», se siente muy «feliz y contento» de exponer en Valencia en una galería donde se valora su trabajo y creatividad.