Las Provincias

Lluvia de tinta literaria

Rowling saca partido a su mago con el texto de la adaptación de Harry Potter al teatro. :: reuters
Rowling saca partido a su mago con el texto de la adaptación de Harry Potter al teatro. :: reuters
  • Tras su incursión en la ciencia ficción, Montero regresa al presente con 'La carne' y Soledad Puértolas publica 'Lo que olvidamos'

  • Comienza el curso con los nuevos libros de Rowling, Falcones, Bolaño y Aramburu

Entre los autores con posibilidades de que sus libros se conviertan en los más vendidos en el próximo trimestre destacan tres: Henning Mankell, J.K. Rowling e Ildefonso Falcones. El trío ha colocado millones de ejemplares y practican tres géneros con tendencia a convertirse en superventas: el policiaco, el infantil-juvenil y el histórico. En mayor o menor medida, este otoño repetirán. La incógnita está en saber cuántos venderán.

De Mankell, fallecido hace casi un año, ha salido ya su novela póstuma 'Botas de lluvia suecas' (Tusquets), sobre unos incendios relacionados con Fredrik Welin, un médico jubilado y solitario. Rowling vuelve con Harry Potter en 'El legado maldito' (Salamanca), texto de la obra teatral sobre el mago, y no una nueva aventura, ya que su autora las dio por terminadas. No obstante, la adaptación provocó en las librerías del Reino Unido las mismas colas que sus novelas. Por último, Falcones publica 'Los herederos de la tierra', en la que vuelve a la Barcelona del siglo XIV, con sexo, violencia y batallas navales. La acción se sitúa tres años después del final de su primer y hasta ahora inigualado éxito, 'La catedral del mar'.

Si en los malos tiempos la producción editorial apenas bajó, con la ligera recuperación del mercado del libro el torrente de novedades llega con casi la misma fuerza que en los años de furor y de adelantos millonarios a los escritores, la década de los noventa, aunque aquel dinero ni ha venido ni se le espera.

Fernando Aramburu ha despertaado mucho interés con 'Patria'. La protagonista, Bittori, decide volver a la casa en la que vivió con su marido, asesinado por ETA, el día en la que la banda anuncia el abandono de las armas. Se encuentra con su vecina, madre de un terrorista, y antaño muy amiga.

Después de su incursión en la ciencia ficción, Rosa Montero vuelve al presente con 'La carne' (Alfaguara), la historia de Soledad, mujer de sesenta años que contrata a un gigoló de 32 para que la acompañe a una función de ópera y poder dar así celos a un examante. La académica Soledad Puértolas publicará en octubre 'Chicos y chicas' y Paloma Díaz-Mas, en las mismas fechas, 'Lo que olvidamos' (ambos libros en Anagrama).

Historias de la precariedad

A priori tiene muy buena pinta 'Los últimos días de Adelaida García Morales' (Random House), una novela-indagación firmada por Elvira Navarro sobre la autora de 'El Sur' que, después de ganar premios importantes en los ochenta y de construir una sólida carrera literaria, desapareció hasta caer en el olvido. Murió hace dos años.

Adolfo García Ortega reinterpreta en 'El evangelista' (Galaxia Gutenberg) las vidas de Iskariot Yehuda y Yesuah, dos rebeldes de Jerusalén que se enfrentaron al poder romano y terminaron en la cruz. De los cajones que algunos escritores dejan llenos al morir sale la novela de Roberto Bolaño 'El espíritu de la ciencia ficción' (Alfaguara). La terminó en 1984 y, según la editorial, contiene «una pesquisa, una historia de ficción y una entrevista literaria».

El joven Julio Fajardo Herrero está generando mucha expectación con 'Asamblea ordinaria' (Asteroide). Parejas que empiezan a sufrir las consecuencias del desempleo, trabajadores de grandes empresas que ven cómo sus condiciones laborales se precipitan por el abismo, un joven que se va a vivir con su tía septuagenaria porque no le queda otro remedio: un paisaje humano muy atractivo para una novela.

Entre los autores extranjeros, Emma Cline llega a España con 'Las chicas' (Anagrama). No es una novela de veinteañeras -el célebre género del 'chick lit'- como su título parece indicar, sino un retrato de aquellas jóvenes de la secta satánica de Charles Manson que con algo más de veinte asesinaron a Sharon Tate, la mujer del cineasta Roman Polanski, embarazada de ocho meses.

El argelino Boualem Sansal presenta '2084. El fin del mundo', situada en un imperio llamado Abistán cuyo régimen totalitario se basa en la obediencia absoluta a un dios. La editorial, Seix Barral, ha elegido como reclamo una frase del díscolo Michel Houllebecq, en la que afirma que la de Sansal es mejor que su propia novela sobre este asunto, el fundamentalismo islámico: «Es mucho más feroz y controvertida que 'Sumisión'. Describe el verdadero totalitarismo religioso y narra la victoria de los extremistas». Todo esto en 2084. Quedan menos de cien años para el fin del mundo.