Las Provincias

«Es la venganza de una ayudante despechada que actúa por dinero»

«Es la venganza de una ayudante despechada que actúa por dinero»
  • «El único creador de mis obras soy yo», afirma el pintor Antonio de Felipe, que se defiende de las acusaciones de su exempleada

Enfadado e incrédulo responde el pintor Antonio de Felipe a las acusaciones de una de sus extrabajadoras, Fumiko Negishi, que asegura haber realizado gran parte de las obras que el artista valenciano firma. En unas declaraciones al diario El Español este fin de semana aseguraba que en los últimos diez años ha pintado más de 200 cuadros del autor.

«Es un claro caso de venganza por haberla despedido y tiene el afán de lucrarse a mi costa», afirmaba ayer a LAS PROVINCIAS este pintor. De Felipe aclaró que Negishi trabajaba en su estudio como «mera ayudante». «Muchos artistas tienen ayudantes. A ella precisamente la conocí en el estudio de otro artista, Mitsuo Miura», apuntó este creador, que ha organizado muestras en espacios como Casa de Vacas de Madrid, en la sala de exposiciones del Ayuntamiento de Logroño o en el Museo municipal de Albacete, además de en numerosas galerías y en su Valencia natal (en el MuVIM y el Museo de la Ciudad, entre otros espacios).

«El único creador de mis obras soy yo, las ideas, la composición, los colores, los materiales empleados y la técnica... ¿De verdad alguien puede creerse que mis obras son producto de esta señora? Mi obra está llena de fuerza, de pasión, de garra, de ironía... Hablan de quién soy, de mis vivencias e influencias, de mi país, de mis recuerdos», afirmó ayer rotundo. «No tienen nada que ver con Negishi ni con su discurso artístico absolutamente infantil y naif», añade, que pide que se comparen sus trabajos con los que su exempleada ha firmado.

Y es que Negishi, artista de origen japonés pero afincada desde 1993 en Madrid, ha realizado alguna muestra en galerías de la capital de España. De sus exposiciones se ha dicho que evocan «mundos fantásticos donde lo real y lo irreal», que retratan «universos en los que todo puede transformarse y en los que las cosas pueden no ser lo que parecen» y en las que se recurre a menudo a los paisajes. Son los rasgos de una artista, que hasta este momento no había tenido demasiado proyección mediática y que se ha dado a conocer ahora tras la denuncia vertida contra el pintor valenciano, que afirma que ella ya había amenazado con hacer algo así cuando el abogado de De Felipe le entregó la carta de despido. «Es la venganza de una ayudante despechada que actúa por dinero únicamente», argumenta el artista.

«Ella solo me ayudaba unas horas por la mañana. Tenía todo el día para hacer su propia obra, ¿por qué no la ha hecho?», se pregunta De Felipe, que estudia con sus abogados las acciones que llevará a cabo contra ella.

En 2016 el autor ha celebrado 25 años de carrera y lo hizo con una exposición en la galería Thema de Valencia en la que agrupaba doce lienzos y cincuenta obras en papel bajo el epígrafe 'Graffiti pop', que incluían iconos y elementos habituales en su carrera. Era el resultado de cuatro años de trabajo, años difíciles en los que la crisis también sacudió a este autor.