Las Provincias

Los zombis resucitan la cultura del terror

Figurantes, disfrazados de zombies.
Figurantes, disfrazados de zombies. / REUTERS
  • Carreras de supervivencia, juegos de rol en vivo y salas de escapismo son algunas de las actividades que triunfan entre el público valenciano más joven

  • Películas y novelas fantásticas contagian los planes de ocio en la Comunitat

Shelley. Poe. Lovecraft. La eterna obsesión por cruzar la línea que separa a la vida de la muerte es una máxima que persigue a la literatura (queden como prueba 'Frankestein', 'La caída de la casa Usher' o 'Herbert West: Reanimador'), que no tardó en pasarse al cine y que parece que ya ha llegado a la vida real. Aunque no literalmente, eso sí. La fiebre por el apocalipsis ya lleva unos años instalada en España. Por supuesto, también ha alcanzado a la Comunitat. Los amantes del terror han encontrado en Valencia la horma de su zapato.

«Hace cuatro años hicimos la primera edición. Desde entonces hemos crecido un 300%». La 'Survival Zombie' o carrera de supervivencia de la que habla Diego de la Concepción, creador del evento y empresario detrás de World Real Games, es una fórmula extendida por todo el país, que ha celebrado en tierras valencianas varias ediciones. Primero sería Sot de Chera, y después llegarían Altea, Bicorp, Cofrentes o Alcoi, entre otros. El próximo 19 de agosto, de hecho, se celebrará en Torreblanca y el 17 de septiembre, en Gandía.

La premisa de la 'Survival Zombie' es sencilla: los participantes disponen de una noche para sobrevivir al ataque de los muertos que se han extendido por todo el pueblo. «Queremos que la experiencia sea lo más cercana a la realidad, por eso creamos un mundo paralelo», explica De la Concepción. Cada evento cuenta con un centenar de actores 'infiltrados' entre vivos y contagiados. Y también con una historia propia que avanza con cada edición. «Tenemos diez guionistas para seguir la trama», comenta el empresario.

La 'Survival Zombie' bebe directamente de filmes como 'Resident Evil'. «Hay una corporación que ha creado un virus, además de sectas, resistencias, etc.». Terror a todos los niveles que cada vez gana más adeptos, (en concreto, entre el público que ronda «los 25 y los 35 años»); la media de participantes por edición se cifra en el millar de personas. «No se trata sólo de transformar el ocio como tal, sino de saber ofrecérselo al gran público», remata De la Concepción.

La versión 'made in' Valencia de las carreras de supervivencia se llama 'Núcleo Zombie'. La propuesta de David Soriano es algo más joven; en agosto de 2015 se celebró la primera edición de esta «'survival' extrema». Precisamente en este punto radica la diferencia del formato 'Núcleo Zombie', no apto para los más sensibles. «Nos distinguimos por las pruebas que superan los participantes. Cada una de ellas recrea una atmósfera de terror diferente. Llegamos incluso a anular algún sentido a los jugadores», aclara el empresario.

'Núcleo Zombie' apenas cuenta con cuatro ediciones o 'capítulos', cuatro eventos (el último tuvo lugar en Gilet en julio) ligados entre sí por un guión que firma el propio Soriano: «Escribí una historia de terror con 17 años que se inspiraba en Jalance, mi pueblo». Y allí tuvo lugar la primera entrega.

Aunque el valenciano todavía no ha encontrado municipio para una quinta invasión zombi, no duda en que pronto saldrán candidatos. Soriano destaca la promoción que estos eventos inyectan en el turismo local. Y eso que 'Núcleo Zombie' apenas empieza a despuntar. «Lo complicado aquí es crecer, parece que lo estamos consiguiendo», señala.

Para todos los públicos

«La gente está cansada de hacer siempre lo mismo. Se trata de abrir alternativas al público de una media de edad más alta». La propuesta de Games Valencia también ha obtenido bastante éxito desde que arrancó, en mayo de este 2016, ( y ya hay programados dos eventos más para el 27 de agosto y el 17 de septiembre) según explica su creador, el valenciano Juanjo Bargues. A 'Apocalipsis Zombie', acuden aquellos que quieren vivir una experiencia límite, pero algo más acotada.

Bargues matiza: «Esto es un 'real game', un juego de rol con una duración establecida que busca ser más un espectáculo que una carrera de supervivencia». El tiempo se alarga porque los participantes (alrededor de 150) pasan la noche en un albergue en medio del campo. Eso si primero logran encontrarlo y, lo más importante, escapar sanos y salvos de los zombis que merodean por la zona.

«Es cierto que el precio actúa como criba. Las carreras de superviviencia atraen a gente más joven porque son más baratas, pero hay público». Más en concreto, entre los sectores treintañeros y de despedidas de soltero, que buscan en este tipo de propuestas «una evolución del ocio convencional».

En Estados Unidos, de hecho, no es nada extraño que este tipo de actividades hayan trascendido incluso al mundo empresarial. «Muchas compañías nos utilizan para desarrollar 'team building', es decir, el trabajo en equipo». Jesús Pardo se encargó de traer a Valencia en marzo del año pasado la versión española de 'Atrapado en un cuarto con un zombie', un 'escape room' o sala de escapismo, en la que los participantes disponen de una hora para salir ilesos de una habitación sin que el Doctor Oxi les contagie un extraño virus.

La fórmula que tanto éxito alcanzó en el país yanqui (llegó a aparecer en un capítulo de 'The Big Bang Theory' por la afición a este juego del creador de la serie), también está funcionando en Valencia. «Desde que abrimos hemos tenido participantes. La campaña en redes sociales es importantísima para el boca a boca», aclara Pardo.

Pero la baza de 'Atrapado en un cuarto con un zombie' no se basa en buscar el miedo y el terror. El secreto de esta sala de escape reside en la risa y en la lógica. «La premisa no es pasar miedo, es estrujarse el cerebro. Nuestra seña es la risa», señala el empresario madrileño.

«La gente se mete mucho en el papel, pero esto, en definitiva, no deja de ser un juego», sentencia Pardo. Malas noticias para los amantes de los zombis que, de momento, tendrán que conformarse con la versión ficticia de su particular apocalipsis.