Las Provincias

El 'caos' creativo contagia Valencia

fotogalería

Una de las obras realizadas en los talleres con pesonas con capacidades especiales. :: irene marsilla
  • La muestra, realizada por personas con capacidades especiales, exhibe por primera vez las piezas inéditas de La Casa de Carlota

  • Fundación Bancaja expone las obras nacidas en el seno del festival 10 Sentidos

valencia. ¿Se puede llamar discapacitado a Van Gogh o a Beethoven?, reflexionaba ayer el responsable de la entidad La Casa de Carlota José María Batalla, uno de los comisarios junto con Alicia Ventura de 'A lo caos', la muestra surgida en el seno del festival 10 Sentidos. La respuesta a la pregunta parece ser, obviamente, no. Pero no sólo ambos genios en sus respectivas disciplinas son el ejemplo de que el arte no entiende de normalidades sino que atiende, sobre todo, al talento y la creatividad.

Esta es la premisa de la que parte la exhibición que desde ayer se puede visitar en Fundación Bancaja. Por primera vez, el estudio de diseño barcelonés La Casa de Carlota, en el que trabajan artistas con capacidades especiales, muestra algunas de las obras de arte que sus miembros, junto con estudiantes de Bellas Artes, realizan en los que califican de arte 'outsider', es decir, fuera de los límites que marcan los circuitos tradicionales.

Personas con Síndrome de Down o autismo forman parte de la plantilla de esta empresa, que se dedica a diseñar marcas, logos y páginas. Estos diseños se exhiben en la exposición, que por una parte, muestra la parte más institucional, en la que se exhiben los encargos que han recibido de importantes empresas para campañas de publicidad y, por otra, esas piezas inéditas, nacidas de la experimentación y la absoluta libertad, que nunca antes habían sido recopiladas para enseñarlas al público. En total, más de 150 creaciones que, en su apuesta por ser caóticas, se salen incluso de la sala que ocupan en Fundación Bancaja.

Ese 'caos' creativo que se desarrolla en la entidad se entremezcla con las obras que surgieron de los talleres organizados hace unas semanas y que, de la mano del festival, unieron a 25 personas con alguna discapacidad con cinco creadores. Los trabajos resultantes de este laboratorio de talentos, en el que participaron Esther Señor y Carmen Cifrián en fotografía, Juan Olivares en escultura, Juan Sánchez en pintura, Moisés Mahiques en dibujo y Sonia Rayos y Silvana Andrés en arquitectura, se podrán ver hasta el 17 de septiembre.

«El conjunto de piezas sorprenden. Hablamos de arte real, de gran calidad», destacaron sus impulsores. Sin embargo, el talento, parece ser, no tiene dueño. Por ello, Alicia Ventura, de DKV Seguros, confesó ayer la que se prevé que las piezas vayan «de momento» a La Casa de Carlota y en futuro podrían formar parte de un proyecto en el que trabaja DKV inspirado en el Creative Growth Art Center (un centro de arte para personas con discapacidad) de San Francisco.

Mientras, el orden del 'caos' más creativo ha sido capaz de contagiar Valencia. No hay límites. Eso se demuestra con esta exhibición.