Las Provincias

El monasterio de San Miguel de los Reyes abre sus puertas a las familias los sábados y los domingos

El monasterio de San Miguel de los Reyes.
El monasterio de San Miguel de los Reyes. / IRENE MARSILLA
  • Las visitas culturales por el edificio y a la exposición permanente de la Biblioteca Valenciana tienen una duración de 50 minutos en dos turnos que comienzan a las 12.00 y a las 13.00 horas

El monasterio de San Miguel de los Reyes y sede de la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu abre sus puertas todos los sábados y domingos por las mañanas a las familias y a las visitas individuales sin necesidad de reserva previa, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Las visitas culturales por el monasterio de San Miguel de los Reyes y a la exposición permanente de la Biblioteca Valenciana tienen una duración de 50 minutos en dos turnos que comienzan a las 12.00 y a las 13.00 horas. En el recorrido se visita el claustro sur del monasterio, la iglesia de San Miguel, la cripta donde se guardan los restos de Fernando de Aragón y Germana de Foix, la escalera claustral y la zona arqueológica del lado norte del monasterio.

Las visitas se adaptan los fines de semana al público infantil. El recorrido por el monasterio se convierte para los más pequeños en "la búsqueda de los enigmas que el guía les va proponiendo". Entre los retos se encuentra descubrir el reloj colocado boca abajo o los cuatro leones que se esconden en la iglesia de San Miguel; identificar la bola de piedra que remata el claustro sur del monasterio y que un rayo la resquebrajó un día de fuerte tormenta; y localizar la fecha pintada en un friso de la escalera claustral que corresponde al año de construcción del monasterio por parte del duque de Calabria, que data de 1546.

Además, los niños pueden tocar la campana más antigua del monasterio o investigando por donde entra el rayo de sol en la cripta el día 29 de septiembre a las 9.30 horas, único momento del año donde la cripta es iluminada con luz natural, según ha apuntado el comunicado.

Por último, se visita la exposición permanente que actualmente está destinada al historiador Francesc Almela i Vives, que ofrece una muestra variada de los materiales que atesoró este amante de los libros que conserva la Biblioteca Valenciana entre sus fondos.

Historia del monasterio

Los orígenes del monasterio se remontan a 1381 cuando sobre la antigua alquería musulmana de Rascaña, los abades de Santa María de la Valldigna fundaron un pequeño monasterio cisterciense llamado San Bernat de Rascanya, que actualmente es la zona norte del monumento.

En 1546 se inició el diseño del monasterio con la estructura que ha llegado hasta nuestros días. Los virreyes de Valencia, Germana de Foix y el duque de Calabria, Fernando de Aragón, encargaron al arquitecto Alonso de Covarrubias esta obra que se sitúa entre las más importantes del Renacimiento valenciano, aunque algunas piezas como la iglesia se construyó en periodo barroco.

Desde la desamortización eclesiástica del siglo XIX y hasta 1966, el monasterio pasó a tener diferentes usos como almacén y fábrica de abonos, y a partir de 1869 se convirtió en un presidio para delincuentes y presos políticos. En 1999 finalizó la rehabilitación que recuperó elementos históricos y habilitó los espacios para uso como biblioteca, depósitos de material bibliográfico y diversas salas de consulta y de exposiciones.

Y desde el año 2000, el monasterio de San Miguel de los Reyes es la sede de la Biblioteca Valenciana Nicolau Primitiu y alberga más de un millón de documentos de autores valencianos y obras producidas en la Comunitat Valenciana o de temática relacionada con la cultura valenciana.