Las Provincias

«En tierras valencianas más que ser moderno, impera la modernor»

Merxe Navarro, en los Jardines de la biblioteca del hospital.
Merxe Navarro, en los Jardines de la biblioteca del hospital. / Jesús Montañana
  • Merxe Navarro, La arquitecta Merxe Navarro trabaja para dar visibilidad a la gran calidad de la arquitectura en la Comunitata, harta de que siempre se relacione con un único nombre

-Se le acusa de ser una cultureta, ¿cómo se declara la acusada, culpable o inocente?

-Más que cultureta, diría que soy supercuriosa. Tengo el defecto profesional que me gusta saber de todo, así que los documentales de Canal+Extra los hago polvo en el Yomvi. Además tengo la suerte de rodearme de amigos que son verdaderas enciclopedias andantes, es como vivir en una wikipedia interactiva pero sin el inconveniente que se te acabe la batería cuando has enlazado la decimotercera entrada wiki. Siempre he acribillado a la gente a preguntas, ¿para qué quedarme con dudas?

-Moderna de Pueblo dice que ser moderno ya no es atreverse a ser diferente, sino querer ser igual de moderno que el resto ¿qué opina?

-En tierras valencianas más que ser moderno lo que más impera es la modernor, sumándole coentor al que quiere ser moderno. Una verdadera mezcla explosiva y, a veces, muy divertida. Reírse de uno mismo (y compartirlo en redes sociales) es una terapia de lo más recomendable.

-Tres lugares imprescindibles en Valencia.

-Somos una ciudad perfecta para pasearla así que os voy a recomendar más que lugares, paseos. Recuperación dunar de la playa de El Saler, no hay nada mejor que acabar la semana un domingo por la tarde paseando sus dunas al atardecer y hacer parada técnica en alguna de las terrazas del pueblo donde reponer fuerzas para el inicio de la semana. Especialmente en primavera, cuando los olores están a tope y anticipan el regusto de las vacaciones venideras. Inicio de recorrido en el MUVIM, parada en Dadá, calle del Hospital hasta llegar por Garrigues a Músico Peydró. De ahí unos cuantos selfies en la Lonja, después al Mercado Central para abrir hambre activando sentidos y, por último, hacer esmorçaret en Muez. Perfecto para los sábados mañana. Un clásico básico, atardecer en la Albufera con paseo en barca incluido. Cualquier día, cualquier época del año. Con compañía o sola. Nunca decepciona.

-¿Con qué edificio de Valencia se identifica?

- La Facultad de Ciencias de la Educación de Moreno Barberá. Un edificio público con un verdadero respeto por la ciudad, las relaciones que se generan en él y una íntima complicidad con la luz de Valencia. Una joya que adapta las premisas de la arquitectura del movimiento moderno a la terreta.

-¿Qué libros tiene en la mesilla ahora mismo?

-Soy fan declarada de las biografías, me gusta pensar que sí se puede escarmentar en cabeza ajena. Ahora mismo leo ‘Escribir es vivir’ de Sampedro y Olga Lucas. He terminado ‘Saber Perder’ de David Trueba, regalo de una amiga, un libro de lectura fácil pero que nos habla de atreverse a aceptar nuestros sentimientos y pensamientos como paso a la madurez.

-¿Se pueden seguir leyendo libros de Vargas Llosa sin pensar en Isabel Preysler?

-Supongo que Mario será de la misma opinión que Amy Schumer cuando dice que: "No soy con quien me acuesto".

-¿Por qué serie ha perdido más sueño?

- Definitivamente ‘Mad Men’. Tras haber seguido religiosamente la serie desde el minuto cero, en cuanto vi el último capítulo tuve que reverme toda la serie del tirón, quitándome años de juventud y vida social.

-¿Con cuántas películas de Wong Kar-wai se ha dormido?

-Wikipedia me confirma que no me he dormido en ninguna de sus películas, básicamente porque no he visto ni una.

-¿Cuánto pesan sus cascos de música?

-Pues sí, pesan, son unos Sennheiser de los grandes. Confieso que al ser grandotes de paso me hacen de diadema que con el pelazo a veces es difícil ver la pantalla del ordenador.

-¿Qué grupos no deberían faltar nunca en la playlist de una fiesta?

-Daft Punk, Calvin Harris, The black Keys. Confieso que pasé muchas tardes de sábado de mi adolescencia en Woody así que un buen DJ y pastelito me hacen saltar.

-¿A qué edad compró su primer vinilo?

- Los vinilos venían de casa, siempre han estado en el mueble del salón bajo la minicadena. Mi padre era un gran aficionado a todo tipo de música pero el que más recuerdo es el de Santana, con su paloma blanca en su disco de Grandes Exitos del 74 que llegó antes que yo.

-¿Con qué objetivo haría un crowfunding?

-Para que la Comunidad Valenciana tuviera su propio Pabellón en la Biennale di Architettura di Venezia como ha hecho Cataluña. La calidad de los arquitectos valencianos, sobre todo en temas de rehabilitación y patrimonio, es impresionante y que este valor salga fuera de nuestras fronteras sería una forma inmejorable de promoción no sólo turística si no como base para el retejido económico de la comunidad.

-¿Dónde se ha hecho su mejor selfie?

-La luz del atardecer siempre es un plus y aunque hay que tener cuidado con la proyección de la sombra del movil, los #sunsetselfies en la Cova d’En Xoroi de Menorca son épicos.

-¿Cómo puede un instagram de arquitectura como el suyo competir con otros de amaneceres, gatitos, desayunos y carne?

-Sigo la premisa que quien sólo sabe de arquitectura no sabe de nada, ni siquiera de arquitectura. Evidentemente es el factor común de la mayoría de lo que comparto en redes pero también juego la baza de la comida con el #comerbonito, los amaneceres #unavalencianaen... y la carne, que para eso es mía. Como usuaria me resultan mucho más interesantes los perfiles que no son exclusivamente profesionales.