Las Provincias

El GAL y Felipe González abren el telón

vídeo

/ LP

  • El valenciano Gabi Ochoa estrena en Madrid la obra de teatro ‘Las guerras correctas’

RTVE. 1995. Iñaki Gabilondo entrevista a Felipe González, presidente del Gobierno. El GAL copa todas las portadas de los periódicos y el periodista realiza la pregunta que rondaba por la mente de todos los españoles.¿Usted no sabe nada del GAL? Fue la pregunta de Gabilondo. González negó saber nada de la trama, ni que el fuera el señor X.

Este es el punto de partida, la excusa y la razón que el valenciano Gabi Ochoa, cineasta y dramaturgo, ha escogido para dar vida y dirigir la obra de teatro 'Las guerras correctas', trabajo coproducido por el Teatro del Barrio, el de las Esquinas de Zaragoza y la Rambleta de Valencia. Unos argumentos atractivos de por sí, el las tramas políticas, que parecen ahuyentar a productores y promotores patrios, alejados de las huestes anglosajonas que tan bien saben aprovechar esta clase de historias.«El teatro que hacen británicos y americanos se pregunta por su realidad, pero estos temas aquí cuestan mucho sacarlos, ahora parece que eso está cambiando. Es un buen momento para cuestionarnos sobre nuestra historia», explica Gabi.

Ochoa, que hace siete años ya realizó la obra Cero Responsables sobre las investigaciones y parte política de la tragedia del metro de Valencia en 2006, decidió poner en marcha 'Las guerras correctas' en 2013, cree que el teatro es el escenario perfecto para 'perpetrar' este tipo de historias y mostrar la relación entre el periodismo y la política. «Hablar de la realidad desde el teatro, es hacerlo desde otro punto de vista y nos sirve para reflexionar y debatir», comenta Ochoa.

Para su puesta en marcha, Gabi se entrevistó con Gabilondo, con el entonces director del ente público García Candau y ha contado con la ayuda del periodista Rodrigo Terrasa. «Todas las escenas de la obra parten de hechos reales pero hay mucho de ficción. Todo pudo ser así pero no está comprobado, excepto la entrevista», cuenta el director.

En la pieza quien hace de González es Manolo Solo, de Gabilondo se ocupa Luis Callejo, de Alfredo Rubalcaba, Chani Martín, y el papel de Jordi García Candau, es propiedad de César Tormo.