Las Provincias

Un cuadro de Mark Rothko, vendido por 44,9 millones de dólares

El cuadro de Mark Rothko 'No. 21 (Red, Brown, Black and Organge)'.
El cuadro de Mark Rothko 'No. 21 (Red, Brown, Black and Organge)'. / Efe
  • Se trata de la obra 'No. 21 (Red, Brown, Black and Organge)' y superó a una de las icónicas banderas de Jasper Johns, que alcanzó los 36 millones

El cuadro de Mark Rothko 'No. 21 (Red, Brown, Black and Organge)', vendido por 44,9 millones de dólares, lideró hoy una sesión de arte contemporáneo de Sotheby's en la que destacó una de las icónicas banderas de Jasper Johns, que alcanzó los 36 millones y marcó un nuevo récord para el artista en subasta.

No hubo cifras astronómicas en la sesión más cotizada de Sotheby's en Nueva York, pues el arte contemporáneo es tradicionalmente el más valorado.

Pero fueron numerosas las piezas adjudicadas por precios de más de dos dígitos y el monto total de la subasta ascendió a 343,6 millones de dólares, con un 85,9% de las 79 obras iniciales adjudicadas.

El mago de los colores puros, Mark Rothko, partía como favorito de la noche y mantuvo su estatus, pero las expectativas lo situaban alrededor de los 50 millones y se quedó en casi 45 con su cuadro, datado en 1951 y proveniente de la colección de Schlumberger.

Con menos ruido, en una subasta anterior considerada menor, la de la colección de la familia Mellon, había sumado 76 millones de dólares con dos piezas. Y su récord de 86,8 millones conseguidos por 'Orange, Red, Yellow' quedó, pues, lejos de ser batido, a pesar de que la obra había permanecido durante décadas sin ser expuesta el público, en concreto desde 1970.

La plusmarca de la noche fue para el artista estadounidense Jasper Johns, autor que alcanzó su máximo no con una 'rara avis' sino con todo lo contrario: con lo más reconocible de su obra, su reinterpretación de la bandera de su país, que fue adjudicada por 36 millones de dólares, cuando las estimaciones más optimistas habían apuntado 20 millones.

Esta obra, realizada en 1983, había permanecido en las mismas manos desde entonces y, quizá por eso, se convirtió en la única pieza que convirtió en histórica la velada de hoy.

Un poco menos recaudaba otra de las piezas estrella de la subasta. 'Liz #3', uno de los retratos de colores flúor que Andy Warhol realizó a la actriz Elizabeth Taylor, se quedó en 31,5 millones de dólares, muy lejos de los récords superiores a los 100 millones que marcan su máximo y a pesar de haber sido pintado en 1963, cuando la actriz estrenaba 'Cleopatra'.

Otro retrato del maestro del pop-art, esta vez de Brigitte Bardot y realizado en 1974, se adjudicó por 11,6 millones de dólares, así como un autorretrato del artista que llegó a los 11,3 millones y uno de Jackie Kennedy que alcanzó los 1,6 millones, redondeando una noche multimillonaria para el artista.

La pieza 'joven' de Gerhard Richter 'Asbtraktes Bild' (realizada en 1991) alcanzó un precio de 21,4 millones de dólares, y un cuadro sin título de Robert Ryman fue vendido por 15 millones.

Por debajo de los 10 millones de dólares quedaron 'Spider I', la escultura de Louise Bourgeois, que llegó a 7,1 millones, o la obra de Jean Dubuffet 'Cite Fantouche', que marcó también récord para este artista al lograr los 7,4 millones.

Quedó sin adjudicar la obra 'Moon (Yellow)' del artista vivo más cotizado, Jeff Koons, y valorada en hasta 18 millones de dólares. Sí se vendió del mismo artista, en cambio, la pieza 'Bear and Policeman' por 8 millones, sin rebasar las expectativas.

Así quedó cerrada esta sesión, en la que Sotheby's no brilló tanto como se esperaba y se dio la situación de que el arte moderno de la semana pasada (que logró con la escultura de Alberto Giacometti 'Chariot' más de 100 millones de dólares) alcanzó mejores cifras que el contemporáneo.

Este miércoles la casa de subastas 'rival' de Sotheby's, Christie's, pondrá a punto la burbuja especuladora del arte con otras obras de Andy Warhol (especialmente el 'Triple Elvis') o Roy Lichtenstein.