«He visto a una niña crecer por sus fotos de abusos sexuales colgadas en internet»

«He visto a una niña crecer por sus fotos de abusos sexuales colgadas en internet»

«¿Cómo respondes ante niños de 10 y 11 años que deciden grabarse masturbándose y lo envían por internet?», admite el jefe del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional en Valencia

J. A. M. VALENCIA.

«Ganamos batallitas, pero estamos lejos de ganar la guerra». Así de franco y realista se mostró el jefe del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional en Valencia. En el reciente seminario del menor, el inspector jefe Juan Carlos Casas explicó las dificultades con las que se topa la policía «por culpa del anonimato que en algunos casos permite internet», la falta de acuerdos internacionales que ayuden a esclarecer delitos o las complicaciones a la hora de lograr datos incriminatorios o pistas alojadas en servidores extranjeros.

Más información

Según lamentó, sólo un 30% de los delitos de ciberdelincuencia en España acaba siendo esclarecido. Casas se mostró muy preocupado por la difusión de imágenes sexuales entre adolescentes, a través de chats o en redes sociales, el arriesgadísimo 'sexting' tan de moda con la extensión del móvil a edades tempranas. «¿Cómo respondes ante niños de 10 y 11 años que deciden grabarse masturbándose y lo envían por internet? Cuando esa imagen sale del ámbito privado ya no hay manera de recuperarla o realizar un borrado de su difusión. Ni la policía, ni nadie», admitió el inspector.

CÁMARA GESELL

¿Qué es? El niño declara con un psicólogo como único interlocutor mientras el juez y las partes observan el acto en una sala separada
El registro sirve como prueba en juicio sin la presencia del menor.
La exploración
El especialista invita al menor a una narración libre de lo sucedido, evitando respuestas sugeridas. Lo sitúa en el contexto y, con preguntas sencillas, trata de aclarar frecuencias o acciones del supuesto delito.

Consejo básico para evitar problemas: no grabar imágenes íntimas con el móvil. Si nos lo roban o se pierde, podrían acabar en manos ajenas. Además, hay programas capaces de 'hackear' el celular. Enviarlas entraña aún más riesgo. Margarita Cuasante, jurista y perito judicial experta en ciberdelincuencia, alertó de que el 'sexting' «puede derivar en 'pornrevenge' (venganza pornográfica) o 'sextorsión'». Llega cuando el poseedor de esas imágenes decide difundirlas en internet para vengarse de una expareja o bien pide favores y extorsiona bajo amenaza de colgarlas en la red.

Forenses y abogados recalcan que la espera hasta la vista deteriora el recuerdo del niño«Pretendemos que su primera declaración sea la última», asegura el decano Pedro Viguer

Casas se refirió también al horror de la pornografía infantil, delito que traspasa fronteras. «He visto a una niña crecer por sus fotos de abusos sexuales colgadas en internet». Según lamentó, «hay pederastas que demandan imágenes de enorme crueldad en las que los niños son agredidos». La policía lucha por identificar a estas víctimas para protegerlas, una tarea casi imposible por la falta de acuerdos internacionales que permitan seguir su rastro o actuar contra los servidores que las alojan.

Fotos

Vídeos