Vilafranca ya recurre a camiones cisterna para combatir la sequía

El nivel de agua en el embalse de Contreras ha bajado considerablemente.
El nivel de agua en el embalse de Contreras ha bajado considerablemente. / juan j. monzó

El Ayuntamiento necesita 250 metros cúbicos diarios para garantizar el suministro y pide a los vecinos que se reduzca el consumo hasta agosto

RAFAEL LÓPEZ VALENCIA.

Cada verano los vecinos de Vilafranca del Cid pasan por el mismo problema que deja la ausencia de precipitaciones sobre la zona, especialmente en el manantial de La Tosquilla. El suministro de agua no es suficiente para la población castellonense durante el mes de julio, ya que la actividad industrial supone un elevado consumo de la misma. A ello se le suma el 12% menos de lluvias desde octubre de 2016 hasta el pasado 18 de julio, es decir, 67 litros por metro cuadrado menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

De esta forma, el Ayuntamiento de la localidad se ha visto obligado, una vez más, a tomar cartas en el asunto, recurriendo a camiones cisterna para abastecer de agua al municipio ante la sequía y el descenso del caudal del manantial. «No es la primera vez que recurrimos a cubas», aclaraba el alcalde Oscar Tena. Se trata de una medida entendida por el consistorio como «necesaria» que se prolongará únicamente a lo largo de la presente semana. «Esperemos que en agosto, con la disminución de la actividad industrial se reduzca el consumo de agua y no haga falta volver a contar con la ayuda de los camiones cisterna».

Desde el Ayuntamiento se asegura la necesidad de reunir alrededor de 250 metros cúbicos diarios de agua para garantizar su suministro al municipio. Asimismo, también se ha iniciado la perforación de un nuevo pozo en la zona de Llargueres, entre Vilafranca y Benassal, autorizado por la Generalitat, con el objetivo de llegar a la profundidad necesaria para evitar que vuelva a repetirse esta situación.

En este sentido, la Diputación de Castellón invertirá 700.000 euros en el Plan de Emergencias Hídricas para que «ningún municipio de la provincia se quede sin abastecimientos», tal como destacó en un comunicado el responsable del ciclo integral del agua Juan Bautista. La institución añadió 400.000 euros extra a los 300.000 que se predeterminaron anteriormente. Algunas de las obras que comprende la inversión son «la reparación de bombas de agua, el transporte de cubas, y las reparaciones en las fuentes de abastecimiento y de fugas».

Niveles del Júcar y el Segura

Por otra parte, también destacan los preocupantes números que dejan los embalses, fundamentalmente los pantanos del Júcar y del Segura, que acumulan esta semana 295 y 269 hectómetros cúbicos menos que la media de los últimos diez años. Unos datos que ponen de manifiesto que cuentan con el menor porcentaje agua embalsada de España (31,7% y 22,8% de su capacidad, cuando la media se encuentra en el 49,1%). Así, los pantanos se ubican 1,4 y 7,1 puntos menos que hace un año (48 y 116 hectómetros cúbicos), según las estadísticas ofrecidas por el Ministerio de Medio Ambiente. La realidad es que cada vez llueve en menor medida, y la reserva hidráulica ha caído un 1,3% (750 hectómetros cúbicos), con respecto a los niveles de la semana anterior.

Fotos

Vídeos