Vicente Beltrán: «Hablo valenciano y me voy al paro con 63 años»

Una profesora, en una imagen de archivo. / César Manso

Este interino es uno de los docentes que perderán el empleo por carecer de la capacitación oficial | Educación imparte este mes y en agosto cursos intensivos para obtener la acreditación y reforzará con mil plazas más la formación del profesorado

DANIEL GUINDO

El drama de los, aproximadamente, 1.200 docentes interinos que se quedan momentáneamente fuera de las bolsas de la Conselleria de Educación por carecer del certificado de capacitación para la enseñanza en valenciano se materializó en la tarde del miércoles con la publicación de las listas de adjudicaciones de las plazas de profesorado provisional, reingresado, en prácticas e interinos. Mientras no consigan la citada titulación no podrán activarse, de nuevo, en las bolsas para poder optar a una plaza, por lo que, al menos a corto plazo, tendrán que buscarse otro empleo. Aquellos que no se hayan desactivado, además, se exponen a ser expulsados si han conseguido plaza al no cumplir con los requisitos.

Entre estos interinos sin la citada capacitación se encuentran, por ejemplo, Vicente Beltrán y María José Cuco. El primero, después de 14 años en la docencia y con 63 y medio de edad; mientras que la segunda, tras dos décadas impartiendo clases y con una sordera aguda de nacimiento por la que ha estado eximida de estudiar valenciano y cualquier lengua extranjera durante su etapa educativa.

María José Cuco, otra afectada, es sorda y tiene dificultades para conseguir pruebas adaptadas

Vicente, ingeniero industrial con más de una década de experiencia laboral a nivel empresarial empezó a impartir clases como interino en el curso 2002-2003 y, tras seis años desplazándose por infinidad de municipios valencianos para cubrir bajas y vacantes, comenzó a encontrar la estabilidad como profesor de FP técnica, en la especialidad de electricidad. «Ha sido muy difícil prepararme la capacitación porque no te dan medios. Además, soy valencianoparlante, pero los mayores no lo hemos estudiado, por lo que podré tener defectos de normalización. Para nosotros, con un perfil más técnico, las lenguas se nos hacen cuesta arriba», explicó. Por tanto, y pese a su experiencia, «a un año y medio de la jubilación, te incapacitan y tienes que pasar al paro».

En resumen, Vicente lamentó que «en mi lugar ahora pondrán a una persona con menos experiencia, por lo que va a realizar un peor trabajo. Tendrá la capacitación, pero eso tampoco garantiza que hable el valenciano mejor que yo».

Asimismo, al menos en su especialidad, augura que «van a hacer falta más profesores, tendrán que abrir una bolsa de urgencia y los alumnos estarán uno o dos meses sin docente, y eso lo están haciendo a sabiendas».

El caso de María José también es significativo. Padece hipoacusia bilateral profunda de nacimiento, por lo que lleva dos audífonos «que me ayudan a oír voces, aunque sólo puedo diferenciar si es una voz grave o aguda; me es imposible entender lo que dicen porque necesito lectura labial». Esta profesora interina de FP en sistemas y aplicaciones informáticas obtuvo el título elemental de valenciano «cuando ejercía los primeros años de servicio porque la conselleria me lo exigió, pero no dispongo del mitjà ni de la capacitación», y no será porque no lo ha intentado. En la actualidad, está realizando dos cursos online del Centro de Formación del Profesorado (Cefire) de mitjà y capacitación. «Eso me supone un esfuerzo que supera mi discapacidad», resaltó.

Stepv critica que casi la mitad de las vacantes en Educación Infantil requieren el B2 de inglés

También advierte de las dificultades para contar con las pruebas adaptadas a su discapacidad. «En 2015, antes de las pruebas, fui con mi logopeda a la conselleria y hablamos con la sección de la junta cualificadora sobre las adaptaciones. Me lo denegaron diciéndome que no se podía modificar nada en la pruebas», criticó. Por desconocimiento, tampoco realizó la solicitud oficial para que le adaptaran el examen.

«Como me lo denegaron ese año, seguí haciendo las pruebas de 2015 y 2016, que no superé porque no estaban adaptadas», añadió. Sin embargo, este año «hice la solicitud a conselleria reclamando la adaptación en el examen del mitjà y la capacitación», pero lamentó que la prueba de mayo «estaba muy poco adaptada y las preguntas referentes al texto tampoco lo estaban. No pude impugnar el examen porque la parte de morfología no la superé». Para la próxima prueba de septiembre espera que la adaptación sea mejor para poder superarla.

Desde la Conselleria de Educación, por su parte, recordaron que ya en junio anunciaron la oferta de cursos intensivos para obtener la citada capacitación durante este mes y en agosto, con una prueba para obtener el certificado el 30 de septiembre. Previamente, el día 7 de ese mes, también habrá otra para poder contar con el grado C1 de conocimientos de valenciano.

En esta línea, desde el departamento que dirige Vicent Marzà quisieron recordar también que se han ampliado las plazas de los cursos para obtener la capacitación lingüística en lenguas que se realizan en los Cefire para el próximo curso en hasta 3.000, un millar más que las actuales.

Por otra parte, la conselleria publicó el miércoles las adjudicaciones de profesorado provisional, reingresado, en prácticas e interinos y, en total, se ofertan 1.217 plazas más que el curso pasado. Por cuerpos, se ofrecen 4.203 en el cuerpo de maestros (326 más que el curso pasado) y 7.646 en el resto (891 más que el curso pasado).

Sin embargo, según lamentó el sindicato Stepv, en el cuerpo de maestros 502 vacantes se han catalogado en inglés, sobre todo en la especialidad de Educación Infantil (302 plazas), por lo que esta cantidad representa el 41% de las plazas ofertadas (en total, 928) en esta especialidad, lo que conllevará que «muchos docentes de esta especialidad verán muy limitadas sus posibilidades de elegir plaza en Infantil si no tienen el B2 de inglés».

Desde la formación sindical criticaron que esta situación también ha afectado al concurso de traslados y a los procedimientos de adjudicaciones de desplazamientos y supresiones, de comisiones de servicios y, ahora, en las adjudicaciones del mes de julio.

Fotos

Vídeos