Las ventajas sociales del personal del Alzira, en el aire por la reversión

Entrada principal al Hospital de la Ribera, en Alzira. / francisco garcía
Entrada principal al Hospital de la Ribera, en Alzira. / francisco garcía

La concesionaria recuerda que el convenio aprobado por los sindicatos contempla medidas que no se aplican en otros hospitales

R. V. VALENCIA.

Los trabajadores del departamento de salud de La Ribera, gestionado hasta el día 1 por la concesionaria Ribera Salud, disfrutan de «ventajas laborales» de las que no gozan los profesionales del resto de departamentos, tal como señalaron desde la firma concesionaria a falta de 10 días para iniciar el proceso de reversión del área de salud a la gestión directa por parte de la Conselleria de Sanidad. La empresa defiende estas condiciones de los trabajadores ante el escenario que se abre con el cambio en el modelo de gestión.

Excedencia de hasta cinco años para cuidado de hijos, 300 euros mensuales adicionales desde el primer día de la licencia por embarazo o 15 días de permiso retribuido en caso de separación o divorcio, son algunas de las medidas -entre otras- que Ribera Salud asegura que se contemplan en el convenio colectivo que «entró en vigor en julio de 2016, con el respaldo unánime de todas las fuerzas sindicales».

A partir del 1 de abril, los trabajadores del departamento de La Ribera pasarán a depender de la Conselleria de Sanidad, pero no serán personal estatutario. Esta circunstancia que exponen desde Ribera Salud conducirá «a la negociación de un nuevo convenio o a la prórroga del que ahora está vigente».

El convenio que contempla las medidas que Ribera Salud considera «ventajas» entró en vigor en 2016

El actual convenio, que entró en vigor en julio de 2016, es el que contempla las mencionadas condiciones, así como la reducción del número de guardias «a partir de los 50 años frente a los 55 que deben tener los trabajadores de la conselleria», asegura la concesionaria.

Mencionan también que en el caso de contraer matrimonio «los profesionales de La Ribera pueden disfrutar de su permiso dos días antes de la boda y el resto después u optar por disfrutar los 15 días tras el matrimonio». A todo ello añaden el sistema de incentivos que se suma a la retribución fija que reciben los trabajadores del departamento de La Ribera. Así, los médicos «percibieron en 2016 un promedio de 9.000 euros anuales en concepto de incentivos».

A juicio de Salvador Sanchis, director de recursos humanos de Ribera Salud, la apuesta por estas medidas que, insisten, están recogidas en el convenio colectivo lleva a comprender «los bajos índices de absentismo laboral que tiene el departamento de La Ribera, en torno al 2,48%, porcentaje muy alejado del 4,81% que se alcanza en el resto de la Comunitat».

Uno de los grandes asuntos que acompañan al proceso de reversión es el que atañe al personal, cuestión que está a la espera de que se apruebe el decreto de personal. En referencia a cuanto atañe a los profesionales, la conselleria ha señalado en otras ocasiones que la situación responde a la de cualquier caso de «una sucesión de empresas».

La información que desde el departamento autonómico se ha facilitado en las visitas a localidades del departamento, en relación al personal ha permitido recientemente conocer que los contratados por la Unión Temporal de Empresas se mantendrán los que tengan la categoría de laboral indefinido, además estaban estudiando los contratados de manera discontinua. Las nuevas plazas serán de oferta pública, las sustituciones también las realizará personal del departamento autonómico y los trabajadores de Sanidad que hasta este momento no podían acceder a trabajar en la Ribera podrán hacerlo en comisión de servicio. Recordaron que en las bolsas de trabajo para empleo temporal en las instituciones sanitarias de la Comunitat ya se ha incorporado al departamento de salud de La Ribera entre los que pueden dar puestos a cubrir.

Fotos

Vídeos