Vendió 2.000 entradas para un aforo de 300

EFE.

La Guardia Civil investiga a un joven de 19 años como supuesto autor de un delito de estafa continuada por haber vendido 2.000 entradas, por las que consiguió unos 20.000 euros en total, para una fiesta en la localidad castellonense de Benicàssim que no se llegó a celebrar por exceso de aforo. Además, la policía presentó un acta de denuncia dirigida a la Generalitat contra el establecimiento por superar la capacidad máxima, ya que el aforo permitido era de 300 personas y habían vendido 750 entradas.

Fotos

Vídeos