El vendaval deja un pequeño tornado, incendios y árboles caídos

El vendaval deja un pequeño tornado, incendios y árboles caídos

Las rachas de viento superan los 100 kilómetros por hora y un 'reventón' en Xàtiva se lleva el techado de un aparcamiento

JUAN SANCHIS VALENCIA.

La borrasca Hugo se dejó ayer sentir con fuerza en la Comunitat Valenciana. Las rachas de viento superaron los 100 kilómetros por hora, se produjeron cinco incendios forestales y los bomberos de las tres provincias tuvieron que realizar numerosos servicios.

Xàtiva fue una de las localidades más afectadas por el vendaval que azotó desde la madrugada del sábado la Comunitat Valenciana. Sobre las cinco de la mañana de ayer sábado la capital de La Costera vivió un 'reventón', un fenómeno meteorológico que se caracteriza por las fuertes rachas de viento provocadas por una corriente de aire descendente que impacta contra el suelo. Desde la Agencia Española de Meteorología (Aemet), según recoge la Agencia Efe, puntualizaron que a veces los reventones suelen ser confundidos con tornados, pero el caso de la pasada madrugada de Xàtiva y otras localidades hay pocas dudas de que no se trató de un tornado sino de un 'reventón'.

LAS RACHAS

uFredes
103 kilómetros por hora.
uOrihuela
98 km/h.
uXàtiva
95 km/h.
uAeropuerto Alicante-Elche
89 km/h.
uAeropuerto de Valencia
82 km/h.
uUtiel
81 km/h.

Este fenómeno se llevó por delante la techumbre de un aparcamiento. La estructura metálica provocó daños en diferentes vehículos del aparcamiento, pero no hubo que lamentar daños personales.

Los bomberos tuvieron que intervenir para atajar cuatro fuegos forestales

Parques cerrados

Durante la jornada diversos parques de Valencia permanecieron cerrados como medida de precaución. Los jardines afectados fueron los de parque de l'Oest, parque d'Orriols, Jardín de Polifil, parque de Marxalenes, Les Hespèrides, Jardines de Monforte, jardín Antoni Suárez, Benicalap, Aiora, jardín Professor Antonio Llombart, jardines de Viveros, Rafael Cort, Antic Hospital Pare Jofré, Franco Tormo, La Rambleta, Alfred Candel y plaza del Cedro.

La Comunitat Valenciana estaba ayer en alerta máxima por el riesgo de incendios forestales. Durante la jornada, los servicios de bomberos tuvieron que intervenir en diversos siniestros que se vieron avivados por el fuerte viento.

Al cierre de esta edición continuaba sin ser extinguido un incendio que se inició en la mañana de ayer en el término municipal de Jérica y que había calcinado cuatro hectáreas. El viento dificultó las tareas de extinción impidiendo el uso de medios aéreos. Hasta el lugar del siniestro se desplazaron dos unidades del Consorcio Provincial de Castellón y seis de los bomberos forestales. Los bomberos también tuvieron que hacer frente a otro incendio ocurrido en la localidad de Moncofa. Se dio por extinguido a primeras horas de la tarde tras la intervención de dos unidades del Consorcio Provincial y otras dos de los bomberos de la Generalitat.

Las llamas calcinaron un terreno forestal en forma de 'bancal' situado entre dos gasolineras cerradas en la N-332 a la altura de Pedreguer. Para extinguir las llamas, al lugar se trasladaron una autobomba, dos vehículos nodriza y un oficial de jefatura del parque de Dénia, así como una brigada forestal. El fuego se estabilizó en torno a las 12.30 y las labores de extinción concluyeron sobre las 14.30.

También se registró otro incendio en la localidad de la Vall de Gallinera, al que se trasladaron bomberos de Benissa. A primeras horas de la noche comenzó un incendio de matorral en Cullera.

El viento obligó a los bomberos del Consorcio Provincial de Alicante a realizar casi un centenar de servicios por daños materiales en viviendas y daños en vía pública.

Dos personas resultaron con heridas de carácter leve en Alicante. El primero incidente afectó a una persona de 67 años de ellos al pisar una rama caída y ser desequilibrado por el viento y el segundo fue golpeado al caer un cartel.

También provocó cerca de un centenar de incidencias en la Comunitat que tuvieron que se atendidas por los bomberos, entre ellas, caídas de palmeras y ramas y de un cartel de grandes dimensiones, además de algunos daños en fachadas, caída de cascotes, postes de teléfono y farolas.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para hoy que continúe el viento. Las rachas pueden ser muy fuertes en el interior de las provincias de Alicante y Castellón. Los cielos estarán parcialmente cubiertos y existe la posibilidad de que se produzcan chubascos aislados. Las temperaturas permanecerán sin cambios.

Más

Fotos

Vídeos