Vecinos de Quatre Carreres rechazan la ubicación de los talleres de la T2 en el barrio

El solar en el que se ubicarán los talleres. / lp
El solar en el que se ubicarán los talleres. / lp

Los residentes de los edificios próximos a la avenida Amado Granell inician una recogida de firmas para que el solar se destine a zona verde

I. DOMINGO

valencia. El anuncio de la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia de ubicar en una parcela municipal de Quatre Carreres los talleres provisionales de la T2, cuyas obras tiene previsto reanudar en 2019 la Conselleria de Obras Públicas, provocó ayer malestar entre los vecinos de la zona.

Así, los residentes de las fincas situadas en las inmediaciones de la avenida Amado Granell (antigua General Urrutia) criticaron que se haya optado por ese emplazamiento cuando la zona es residencial y existen a su alrededor instalaciones deportivas, una guardería, un centro de mayores, una iglesia y un centro comercial. A su juicio, «no es el entorno adecuado para unos talleres de mantenimiento, por el ruido que pueden generar».

Además, recordaron que instalaciones similares de Metrovalencia están ubicadas fuera de entornos residenciales, como los localizados en la ronda norte entre Orriols y Alboraya, y mostraron su temor a que, debido a los antecedentes de la construcción de la T2, su ubicación «sea algo más que provisional».

«Tememos que sea permanente o que el Ayuntamiento acabe vendiendo los terrenos más adelante, perdiendo los vecinos el uso de ese suelo dotado como zona deportiva o verde», resaltaron.

Por este motivo, los afectados han iniciado una campaña de recogida de firmas destinada a rechazar el proyecto y solicitar que el solar, que ya está vallado, se destine a zona verde. Así, propusieron que los talleres de mantenimiento de los convoyes de la nueva línea de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana se ubique en el bulevar sur, pero en la parte colindante a Font d'En Corts.

Las mismas fuentes explicaron que el terreno acordado por las dos administraciones, de unos 6.000 metros cuadrados, está situado junto a unos campos de rugby y otros de fútbol, por lo que la petición sería que se construyera alguna instalación deportiva o ajardinada. «Ya está vallado, por lo que si es jardín se evitaría el botellón», añadieron.

Aunque no hay fecha para la construcción del depósito-taller de las unidades de la T2, el Consell y el Consistorio han acordado esta misma semana su emplazamiento y que la construcción de la estación de Hermanos Maristas se hará en superficie.

Además, la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, anunciaba en su comparecencia en Les Corts para explicar los presupuestos de su departamento que se va a licitar en 2018 la redacción de los proyectos constructivos.

Fotos

Vídeos