Los valencianos, cada vez más viejos

La esperanza de vida de la población valenciana sube hasta los 83 años, mientras que la edad media alcanza ya los 43

JUAN SANCHISVALENCIA.

El envejecimiento de la población continúa imparable tanto en España como en la Comunitat Valenciana. Cada año nacen menos niños y mueren más personas. El crecimiento vegetativo (la diferencia entre nacimientos y fallecidos) se ha consolidado en datos negativos. Son las cifras que recoge la Encuesta sobre Movimiento Natural de Población hecha pública ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El primer semestre de 2017 se ha cerrado con la tónica marcada en los dos últimos años: la población de la Comunitat según el movimiento natural cayó en 3.995 personas. Un descenso que es mucho más acusado que en el mismo periodo del año anterior cuando se contabilizó una caída de 1.860 personas. Durante esos meses se registraron 19.140 nacimientos (un 4,3% menos que entre enero y junio de 2016) y un total de 23.075 defunciones (5,5% más).

El comportamiento demográfico en la Comunitat durante los primeros seis meses de 2017 ha sido muy similar al del resto de España. Nacieron 187.703 personas (un 6,3% menos que en las mismas fechas de un año antes) y murieron 219.935 (un 4,5% más).

Hay que tener en cuenta, además, que el número de nacimientos de madres extranjeras supone ya el 18,7% del total en el primer semestre de 2017, mientras que entre enero y junio de 2016 esta cifra se situaba en el 18,2%.

Los nacimientos sólo se incrementaron en Melilla (1,2% más), en tanto que en el resto de comunidades autónomas las cifras experimentaron un descenso.

Como consecuencia, la tasa de fecundidad se sitúa en estos momentos en la Comunitat en los 1,32 hijos frente a los 1,34 de la media nacional. La autonomía donde más hijos tienen las mujeres es Murcia, con 1,56 por pareja, seguida por Ceuta (1,82) y Melilla (2,47).

De esta forma, durante la primera mitad del año ha continuado la caída de la tasa de natalidad en la Comunitat (se ha situado en el 8,52 nacimientos por mil habitantes), al igual que ha sucedido en el resto de España (8,80). Tal y como recogen los datos del INE, la tendencia descendente se mantiene desde 2009 sólo interrumpida por un ligero repunte en 2014.

El Instituto Nacional de Estadística señala que el comportamiento de la población durante la primera mitad del año estuvo marcado por la fuerte mortalidad que se registró en el mes de enero de 2017.

El incremento de las defunciones fue un comportamiento generalizado en todas las comunidades y Ceuta y Melilla. Las autonomías con una mayor tasa de mortalidad fueron Asturias (12,73 fallecimientos por cada mil habitantes), Galicia (11,71) y Castilla y León (11,63).

Pese a estos datos desde el INE se apunta que durante los primeros meses del año el número de defunciones es mayor que en el segundo semestre del ejercicio.

La consecuencia del saldo vegetativo es un envejecimiento progresivo de la población. La esperanza de vida viene a certificar la tendencia de la población a vivir más tiempo, mientras se estrecha la base de la pirámide demográfica. De esta forma, los habitantes de la Comunitat suelen vivir una media de 82,59 años (83,11 en España) frente a los 82,41 de un año antes.

Otro de los datos que permite evaluar la intensidad del proceso de envejecimiento de la población es la edad media de la población. En la Comunitat esta cifra se sitúa en los 42,9 años, prácticamente la misma que se presenta a nivel estatal.

Las comunidades autónomas con mayor edad media son el Principado de Asturias (47,7), Castilla y León (47) y Galicia (46,7). Por el contrario las poblaciones más jóvenes se localizan en Ceuta (36 años) y Melilla (34,8).

Más

Fotos

Vídeos