Las valencianas toman la calle por sus derechos

Las valencianas toman la calle por sus derechos

Concentraciones, marchas y un desigual seguimiento de la huelga y los paros parciales convocados marcan la celebración del Día de la Mujer más reivindicativo de la historia

DANIEL GUINDO

Cientos de valencianas salieron ayer a la calle en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer más reivindicativo prácticamente desde que se celebra esta jornada en todo el mundo. Por primera vez, el día de las mujeres estuvo acompañado de paros parciales -o hasta huelga general, en función de los convocantes- con un desigual seguimiento: sin apenas repercusión en el ámbito privado, según los empresarios, y con mayor incidencia en el público, como destacaron los sindicatos. La jornada también estuvo salpicada por infinidad de protestas y concentraciones, que atascaron el tráfico del centro y algunas de las principales vías de Valencia, y de una importante implicación de un sinfín de colectivos de la sociedad civil. El broche lo puso una multitudinaria manifestación celebrada por la tarde en el centro de Valencia y en la que los participantes lanzaron consignas en las que reclamaron, sobre todo, la igualdad entre hombres y mujeres.

Así, según la Confederación Empresarial de la Comunitat (CEV) el seguimiento de la huelga de 24 horas fue nulo, mientras que el de los paros de dos horas convocados por UGT y CCOO tuvo un respaldo muy reducido. Apenas del 7% en automoción o en la industria del metal, del 5% en el pequeño comercio o del 3% en la hostelería. Sector azulejero, agroalimentario o calzado, por ejemplo, no tuvieron ningún impacto. La Confederación de Comerciantes y Autónomos de la Comunitat (Covaco), por su parte, elevó el seguimiento de los paros hasta el 15%, aproximadamente, en algunos casos aunque con la previsión de que aumentara a lo largo de la tarde. Asimismo, la Autoridad Portuaria de Valencia cifró en un 28% el seguimiento mixto de la huelga durante el primer turno de trabajo en la institución.

Frente a ello, la sección valenciana de los sindicatos CCOO y UGT destacó el seguimiento «casi absoluto» de los paros parciales de ayer en las grandes empresas del sector industrial y el agroalimentario (de un 80%), en la educación secundaria y universitaria (100%), en el ámbito de la limpieza (80%) y en la administración local (75%). Apuntaron que muchas empresas de diversos sectores pararon en la Comunitat, como Clece, Eulen, Acciona, Pilkington, Arcelor, Fertiberia, FGV, Urbaser, Standler, Limcamar, Ortiz-Tizor, Secopsa, Damel, Marie-Claire, Fertiberia, Acerlor, Standler, Pilkintong, Fontestad, Schneider, Lafargue Sagunto, Johson Controls, Urbaser, Aigües d'Elx, Surinver o Ford. En el caso de la firma de Almussafes, el portavoz de UGT, Carlos Faubel, indicó que durante dos horas se paró totalmente la producción tanto en la planta como en las empresas auxiliares aglutinadas en el parque industrial Juan Carlos I de Almussafes. Desde UGT y CCOO también destacaron que se desarrollaron «piquetes masivos» en las ciudades de Alicante y de Valencia. En localidades como Buñol, Xàtiva o Alcoy agregaron que se registró un «cierre masivo» de comercios.

La CEV apunta un seguimiento del 7%, aunque los sindicatos lo elevan hasta el 80%

En otros ámbitos, como los grandes despachos profesionales de abogados o de consultoría, el seguimiento ha sido reducido en Valencia. En todo caso, ninguna de las firmas consultadas disponía de datos pormenorizados de la jornada y advertían que cualquier estimación de este tipo se complica en estas fechas, al ser habitual el trabajo de los profesionales en las oficinas de los clientes por el cierre de cuentas de resultados y la preparación de juntas de accionistas y consejos de administración para evaluar 2017.

Por otra parte, y desde primera hora de la mañana, la acción de los piquetes sindicales compartió espacio con distintas marchas y actos, que se sucedieron durante todo el día. De entre estas acciones, destacó la registrada en la estación del Norte de Valencia, donde alrededor de un centenar de mujeres reivindicaron a través de una performance con tendederos, delantales, escobas y otros utensilios el trabajo invisible que cada día protagonizan en el cuidado de la casa las personas mayores y los enfermos.

También hubo concentraciones en el Rectorado de la Universitat de València (UV), donde un cordón de seguridad del Cuerpo Nacional de Policía impidió el acceso a un grupo de manifestantes que intentó acceder al inmueble con la intención de celebrar una asamblea feminista en el interior del edificio. Unos doscientos estudiantes se sumaron a un piquete informativo y a la manifestación que desarrollaba un grupo de vecinas del cercano barrio de Benimaclet por la avenida de Blasco Ibáñez. Todo ello confluyó en el rectorado. El incidente coincidió con la concentración que la UV había convocado justo en ese espacio, y a la que asistió la recién elegida nueva rectora, Mavi Mestre, y el rector saliente, Esteban Morcillo, así como miembros del equipo directivo y trabajadores de la institución. En la Universitat Politècnica de València también se leyó un manifiesto en apoyo a la movilización.

Poco antes, otra manifestación, ésta convocada por el sindicato CNT, había recorrido la calle Colón repartiendo folletos informativos y acompañados de cánticos como 'Aquí estamos las feministas'. La plataforma Libres y Combativas y el Sindicato de Estudiantes protagonizaron también otra protesta que reunió a varios centenares de estudiantes en la plaza de los Pinazo, marcha que finalizó en la plaza de San Agustín. UGT también realizó otro pasacalles a mediodía que recorrió la plaza de los Fueros y llegó hasta Les Corts. Antes de la mascletà, y a las puertas del Ayuntamiento, tuvo lugar la bautizada como intifalla morada (incluso la Fallera Mayor, Rocío Gil, y toda su corte portaban un lazo morado como señal de apoyo al movimiento). Asimismo, y desde primera hora de la mañana, las actos reivindicativos convocados también originaron serios problemas al tráfico rodado, puesto que vinieron acompañados de prolongados cortes de calles en la ciudad de Valencia. Por ejemplo, un centenar de personas con pancartas y banderas con lemas feministas cortaron el tráfico entre la avenida de los Naranjos y la V-21, así como entre las avenidas de Aragón y de Blasco Ibáñez, en la avenida del Cid y en la zona del Marítimo. En la concentración de la avenida de los Naranjos unas cien personas cortaron la calzada con un sofá, mueble que posteriormente retiraron.

Así, según informó el Centro de Gestión de Tráfico del Ayuntamiento de la capital, a las ocho de la mañana ya estaban totalmente congestionadas las calles y avenidas Antonio Ferrandis, Ausiàs March y el túnel de la avenida del Cid sentido salida. También la Pista de Silla, la avenida de Cataluña de entrada y Pío Baroja. Media hora más tarde, los dos sentidos de la avenida del Cid ya estaban atascados, así como la avenida de Aragón. El tráfico en la avenida Primado Reig empezaba ya a ser denso. A los 15 minutos, entorno a las 8.45 horas, el colapso del tráfico había llegado ya hasta el puente 9 d'Octubre. Los atascos se prolongaron durante prácticamente toda la mañana y sobre las nueve y media los atascos alcanzaban ya a la avenida Pío XII.

Además, sobre las diez y media, una de las manifestaciones, convocada por el sindicato CNT, obligaba a cerrar al tráfico los el puente del Real, la plaza Tetuán, General Palanca y las calles Colón, de la Paz, Xàtiva y Ruzafa, prácticamente el acceso al centro era imposible. Hasta cerca de las 13.00 horas estuvo cortada la avenida de Aragón, mientras que a mediodía continuaban los atascos en Marqués del Turia, el entorno del parque de Viveros, la marginal derecha del río o la avenida de Cataluña.

Por último, la mayoría de los colectivos implicados destacaron que las concentraciones transcurrieron sin incidentes, aunque en la calle Peris Mencheta, un grupo de vecinos se vio atrapado en la calle, ya que la policía había cortado las salidas por ambos extremos por las concentraciones que se estaban desarrollando.

Fotos

Vídeos