València en Comú critica la incoherencia del PSPV por apoyar las obras de la V-21

La socialista Sandra Gómez defiende la abstención en Les Corts ante la negativa de Podemos a consensuar el texto de la moción

ISABEL DOMINGO VALENCIA.

El malestar de Podemos por la posición favorable del PSPV en Les Corts al proyecto de ampliación de la V-21, actualmente en tramitación, llegó ayer al Ayuntamiento de Valencia. Así, mientras que la concejala Sandra Gómez (PSPV) rechazaba que hubiese «incoherencias» en la posición de su partido, la edil de València en Comú (ValC) María Oliver utilizaba ese mismo término (incoherencia) para calificar la actuación de los socialistas tras su abstención en el parlamento valenciano, que provocó que la propuesta de Podemos se rechazara al tener únicamente el apoyo de Compromís.

Para Oliver -también portavoz municipal de ValC- el PSPV fue «incoherente e irresponsable» al decir «una cosa y su contraria dependiendo de la institución donde se encuentra», ya que tanto en el Ayuntamiento de Valencia como en el de Alboraya votaron a favor de paralizar el tercer carril de la V-21.

A su juicio, «la irresponsabilidad del PSPV y del PP nos aboca a modelos desfasados que destruirán nuestro patrimonio natural». En un comunicado, Oliver, que fue quien impulso la moción municipal contraria al proyecto, insistió en que «la postura del PSPV respecto a la paralización de la obra de la V-21 es incoherente».

Ribó, que pide una reunión con Fomento, asegura que no se entendió bien la posición de Podemos

Unas críticas que contribuyeron a agrandar aún más las diferencias en el tripartito, que desde que se aprobó la moción en el pleno ha tratado de buscar el equilibrio interno entre el mantenimiento de la obra pero con menor impacto sobre la huerta (posición defendida por el PSPV y Compromís) y el rechazo total al proyecto del Ministerio de Fomento (ValC). De hecho, la marca de Podemos en Valencia respaldará mañana la marcha reivindicativa organizada por el colectivo Per l'Horta para rechazar las obras de la V-21.

Las declaraciones de Oliver llegaban apenas horas después de que tanto Sandra Gómez como Joan Ribó se pronunciasen sobre la abstención de los socialistas en Les Corts, alejándose así de la posición de sus otros dos socios en el Pacto del Botànic.

Sin negociación

Así, la portavoz del PSPV en Valencia, Sandra Gómez, rechazó que hubiera «incoherencias» entre los socialistas por los votos distintos en Les Corts y en el Ayuntamiento. Antes de participar en un acto municipal por el Día Internacional de las Personas con Discapacidad Funcional, Gómez justificó la abstención en que el texto presentado por Podemos en Les Corts «no recogía el espíritu» de la moción del Ayuntamiento, que fue consensuada, «y no quiso llegar a un acuerdo, ni negociar a pesar de que hubo enmiendas de otros grupos».

Un argumento similar al que empleó el alcalde, Joan Ribó, que matizó que «quizás no se entendió la propuesta por parte de todos los grupos». A su juicio, la ampliación de la V-21 «es necesaria», porque «se produce un tapón», pero preservando «la huerta» e insistió en que «hay alternativas al proyecto de Fomento» que permitirían reducir el impacto sobre la huerta en un 50%.

Por ello, Ribó desveló que ha pedido de nuevo a Fomento una reunión, tras haber sido anulada la primera, para presentar su alternativa. «Queremos transmitirle nuestra voluntad de mantener este proyecto, pero demandamos minimizar los efectos sobre la huerta: son dos cosas perfectamente conseguibles», dijo. Desde el ministerio indicaron que no se ha recibido la propuesta del Consistorio como solicitaron para analizarla de forma previa.

Fotos

Vídeos