Los usuarios piden que mejore la limpieza en la Devesa de El Saler

Los usuarios piden que mejore la limpieza en la Devesa de El Saler

Una encuesta concluye que la mayoría estaría dispuesta a participar en campañas populares de retirada de residuos y jornadas de reforestación

P. M.

valencia. Una encuesta realizada a 1.166 visitantes del parque de la Albufera ha dejado claras las dos preocupaciones de los usuarios sobre la Devesa de El Saler. Más de la mitad se ofrece para participar en campañas de limpieza y la tercera parte en jornadas de reforestación.

Son dos de las cuestiones que más llaman la atención de una encuesta que completa el trabajo realizado los meses de verano por voluntarios. Las respuestas se completan con la vigilancia para prevenir incendios forestales. El concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, destacó que en los últimos dos años no se ha producido ningún siniestro de este tipo, con la excepción de una quema de rastrojos no autorizada en un arrozal de Sollana.

De la limpieza dijo que se está haciendo un esfuerzo para disponer de más recursos, tanto en la limpieza como en la retirada de restos de poda y biomasa. «La Devesa es un bosque grande y mi percepción es que está limpio para lo que podría ser. La gente está tomando conciencia, aunque hay zonas con problemas puntuales. La concienciación ciudadana ha ido a mejor estos años».

El número de voluntarios de Cruz Roja que han participado en el dispositivo de verano ha sido de 349 personas, repartidos en tres zonas. En total se han detectado 728 incidencias frente a las 465 del pasado año, aunque el motivo del aumento ha sido disponer de más personal en la vigilancia.

De las normas que rigen el parque, las dos vulneraciones más frecuentes que han encontrado los voluntarios han sido las acampadas con caravanas y la invasión de zonas prohibidas, pasando por ejemplo con bicicletas por caminos donde se han colocado cadenas.

La vicepresidenta de Cruz Roja España en Valencia, Amparo Pérez, detalló que el protocolo en estos casos consiste en convencer a los usuarios que cesen en su actitud. En caso de no lograrlo, entonces se da parte a la Policía Local o las brigadas forestales del Consistorio.

De los 612 registros de mantenimiento que aparecen en el balance, 48 se notificaron a la Oficina Técnica con fotografías que incluían localizador en GPS, para ayudar a las brigadas para que realizaran las reparaciones necesarias. Las urgencias se enviaban al instante, mientras que el resto formaba parte de un informe semanal, como tareas de poda o actos de vandalismo en el mobiliario urbano.

Para dar idea de la necesidad de campañas de concienciación ciudadana, en el balance aparece el caso de unos voluntarios que detectaron a unas personas intentando cocinar con un camping gas en plena pinada, pese al riesgo de incendio.

Entre las emergencias que deben comunicarse de manera inmediata, se encuentra la detección de fauna en peligro, incidentes peligrosos con personas, pescadores ilegales en la gola del Pujol, acampadas o el paseo en caballo por la Devesa.

Fotos

Vídeos