La Universitat vota para elegir rector con la mirada puesta en la segunda vuelta

Vicent Martínez, María Antonia García Benau y Mavi Mestre, tras presentar sus candidaturas. / j. signes
Vicent Martínez, María Antonia García Benau y Mavi Mestre, tras presentar sus candidaturas. / j. signes

55.000 personas están llamadas a las urnas y los candidatos necesitan más del 50% de los apoyos para evitar otra convocatoria

J. BATISTA VALENCIA.

La comunidad universitaria vota hoy para elegir al nuevo rector o rectora para los próximos cuatro años. Los resultados se conocerán a partir de las ocho de la tarde -las mesas se cerrarán a las seis- y están llamadas a participar 55.254 personas entre profesores, personal de administración y servicios y alumnos. Ganará el candidato que obtenga la mayoría absoluta del voto ponderado -más del 50%-, un escenario que se antoja complicado pues con tres aspirantes los apoyos se dispersan, por lo que se asume que habrá que esperar a la segunda vuelta -6 de marzo- a la que pasarán los dos mejor posicionados.

Es cierto que un respaldo muy claro hacia un candidato de los profesores doctores con vinculación permanente -colectivo que supone el 51% del resultado final- resolvería la elección a la primera. O incluso si sucediera lo mismo con varios de los restantes estamentos de manera simultánea. Pero ni el ambiente, ni la historia ni la encuesta no oficial (y polémica) que trascendió ayer apuntan en esa dirección.

Con el actual sistema de sufragio universal ponderado, sólo en una ocasión se han presentado más de dos catedráticos. Fue en 2010, y en la primera vuelta el aspirante mejor posicionado, Esteban Morcillo, consiguió el 36,4% de los apoyos -lejos de la mayoría-, seguido de María Antonia García Benau, con el 23,4%. Antoni Furió y Vicent Soler quedaron apeados. Remontándose más en el tiempo, en 1979 hubo cinco aspirantes y también fue necesaria la segunda votación. Eso sí, las normas eran distintas y el cuerpo de votantes más restringido.

En cuanto a la encuesta sobre las actuales elecciones, forma parte de un proyecto del grupo de investigación en Procesos Electorales y Opinión Pública de la Universitat. El sondeo coloca en primer lugar a Vicent Martínez, con el 40,5% del voto ponderado, seguido de Mavi Mestre con el 38,4% y de García Benau con el 21,1%. El error de estimación se sitúa en un 3%. Se basa en 1.077 respuestas válidas obtenidas a través de internet hasta el día 12. Por colectivos, Mestre se impone entre los profesores doctores con vinculación permanente y el estudiantado y Martínez entre el PAS, el personal investigador en formación y el personal docente no doctor o sin vinculación permanente.

El trabajo ha causado polémica. Desde la candidatura de García Benau se hizo una consulta sobre el mismo a la Junta Electoral, pues se habían advertido irregularidades como la posibilidad de que una persona votara dos veces, situación que también se detectó por parte del equipo de Mavi Mestre.

El organismo destaca en su respuesta que la encuesta no es oficial y que no podía prohibirla, pese a requerir a los responsables que no emplearan medios de la universidad. También señala que se desconocen los criterios técnicos utilizados «y su fiabilidad», además de admitir que se han recibido comunicaciones denunciando votos reiterados. Los impulsores explican que se implantaron medidas para garantizar la calidad de las respuestas, por ejemplo para «tratar de evitar» esta situación, y que no utilizaron los datos recopilados a partir del día 12 tras detectar que crecían los que no superaban las filtros establecidos.

Martínez criticó el escrito de la junta, denunciando un «partidismo exacerbado» y una «utilización anormal de las estructuras de la institución», llegando a afirmar que si los resultados hubieran sido favorables a Mestre se habrían difundido en la web de la Universitat.

En cuanto a la actividad de los candidatos, ayer hubo cierta tensión en las redes sociales. Martínez criticó el mantenimiento de una persona en el mismo cargo en referencia a Mestre, que también cargó criticando «las falsas promesas» de sus rivales y su falta de participación.

Fotos

Vídeos