La Universitat culpa ahora a Marzà de la situación de los profesores asociados

Concentración de asociados y alumnos organizada el lunes en Tarongers. / irene marsilla
Concentración de asociados y alumnos organizada el lunes en Tarongers. / irene marsilla

Morcillo abre la negociación con los sindicatos y plantea mejoras que dependen de la conselleria, a la que pide «implicación»

J. BATISTA VALENCIA.

La Universitat se pronunció ayer sobre la huelga de profesorado asociado que en su primera jornada dejó a 12.000 estudiantes sin clase según la asamblea convocante. La institución reaccionó impulsando para mañana la mesa de negociación con los sindicatos, pidiendo su suspensión mientras haya diálogo y trasladando la responsabilidad a la conselleria, que debe aprobar el convenio colectivo que recogerá mejoras que plantea el colectivo -en todos los campus públicos- y que sigue sin publicarse año y medio después de que empezaran a hablar las partes.

El rector Esteban Morcillo se pronunció en estos términos durante el Consejo de Gobierno de ayer. Si bien dijo compartir sus reivindicaciones y reconoció que las universidades han abusado de esta figura para paliar las limitaciones de contratación, defendió que siempre se ha empleado a los asociados legalmente. También dijo que ha propuesto mejoras «que no dependen únicamente de la Universitat, sino de modificaciones legales y presupuestarias que exceden las competencias de la institución», según el comunicado remitido ayer. Se refería al departamento, y de hecho anunció que ha remitido una carta al conseller Vicent Marzà para pedirle su «compromiso e implicación».

Morcillo defendió la necesidad de crear la figura del profesor sustituto que ya existe en otras regiones, pues permitiría dejar de emplear a los asociados para cubrir vacantes o sustituciones, corrigiendo el citado abuso y devolviéndole su filosofía original: expertos que trasladan su experiencia laboral a las aulas, y no mano de obra estructural.

Sin embargo fue la candidata Mavi Mestre, a la postre vicerrectora de Profesorado durante ocho años y conocedora de la negociación con la conselleria, la que dio más detalles, además de instar al departamento a que desbloquee el convenio. Durante la presentación de su programa dijo que la previsión es que el profesorado sustituto tenga jornada completa y salario equiparable y que también se incluyen mejoras salariales para el resto de personal contratado, incluyendo los asociados, fruto del pacto alcanzado entre universidades y sindicatos.

También explicó que la conselleria está estudiando la propuesta, especialmente la financiación necesaria, y recordó que la ley estatal sólo permitía recurrir a los asociados en la época de limitaciones. También se mostró dispuesta a negociar la actual oferta de promoción de la Universitat, que consta de siete plazas de oposición para acceder a titular en áreas deficitarias, además de trasladar que otras vías de estabilización tendrían difícil encaje legal.

Desde la plataforma de asociados se felicitaron del paso dado por la Universitat y prevén reunirse con los sindicatos de cara a la negociación. En cuanto a la desconvocatoria de momento no hay noticias, aunque mañana hay asamblea.

Los partidos del Botánico también denunciaron la precariedad del colectivo, aunque Antonio Estañ, de Podemos, le pidió a Marzà que deje de culpar al Gobierno -a quien atribuyó los males del colectivo por la tasa de reposición- y ponga en marcha un plan de estabilización.

Fotos

Vídeos