El 36% de los universitarios están sobrecualificados

Un informe revela que uno de cada tres trabajadores con título superior desempeña su labor en empleos que no precisan tanta formación

J. B.

valencia/madrid. Uno de cada tres universitarios contratados en la Comunitat (36,3%) están sobrecualificados, es decir, cuentan con una formación superior a la necesaria para desempeñar su puesto de trabajo. Así se desprende del informe elaborado por la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) dado a conocer ayer y que analiza diferentes aspectos del sistema universitario español, entre ellos el acceso al mercado laboral. El porcentaje estatal se sitúa ligeramente por debajo (34,4%), y se ha incrementado respecto a ediciones anteriores del estudio (+4% en relación a 2010).

Los datos se extraen de la información del Servicio Público de Empleo Estatal, concretamente dándole la vuelta a la tasa de contratos firmados en 2016 con graduados universitarios para desempeñar puestos de alta cualificación. Se considera que corresponden a los grupos ocupacionales de dirección y gerencia, técnicos y profesionales científicos e intelectuales y técnicos y profesionales de apoyo. Por contra, el resto de titulados contratados (el 36,3% en el caso valenciano), realizaban su labor en el resto de categorías, «correspondientes a ocupaciones de baja cualificación para la que no sería necesario tener un nivel de estudios tan elevado», tal y como describe el estudio.

Se trata de empleados contables y administrativos de oficina, de servicios de restauración, personales, de protección y de venta, trabajos del sector agrícola, forestal, ganadero y pesquero, artesanos y de la industria de la construcción, operadores de maquinaria y montadores y otras ocupaciones elementales.

Los menores niveles de sobrecualificación se dan en Navarra (24,4%) y Cataluña (27,2%), y los mayores, en Castilla y León (46,3%) y Aragón (43,7%). El estudio apunta a que este parámetro se ha incrementado, respecto a 2015, en todas las regiones salvo País Vasco, la Rioja, Castilla la Mancha, Navarra y Extremadura.

Respecto a las causas del fenómeno, el coordinador del informe, Martí Parellada, señaló que «no es un tema que cabe imputar a la universidad exclusivamente», tal y como recogió Europa Press. En el documento se pone de relieve que existe un desajuste relacionado con el tejido productivo español, bien por la situación de crisis o por sus características propias, que hace que a nivel internacional la tasa sea especialmente elevada. «Sería debido, por un lado, a que su estructura productiva no genera suficientes empleos de alta cualificación en comparación con los países de la Unión Europea, y por otro, su generación de graduados superiores sí que está entre la de los principales países europeos», dice el estudio.

Fotos

Vídeos