Las universidades privadas, excluidas del plan del Consell para recuperar a jóvenes talentos

Proyecto relacionado con la realidad virtual desarrollado en una empresa extranjera. /Eddie Kopp
Proyecto relacionado con la realidad virtual desarrollado en una empresa extranjera. / Eddie Kopp

Las ayudas para atraer investigadores que emigraron durante la crisis o captar científicos de renombre sólo podrán percibirlas las instituciones públicas

Joaquín Batista
JOAQUÍN BATISTAValencia

El plan Generació Talent, mediante el cual el Consell aspira a atraer científicos de renombre, recuperar jóvenes investigadores que emigraron y fomentar proyectos científicos en las empresas entre otros objetivos, tampoco ha tenido en cuenta a las universidades privadas. Los diferentes programas que lo componen, básicamente ayudas económicas para la contratación, se destinarán únicamente a las públicas, a centros de investigación, a empresas y entidades locales, según el acuerdo entre consellerias que derivó en la aprobación de la iniciativa, que cuenta con una elevada inversión al superar los 45 millones para lo que queda de año y para el siguiente.

No es la primera exclusión en este sentido. Pasó cuando se restringió el acceso a las prácticas de los alumnos de Ciencias de la Salud en la red pública, a la que sólo se puede optar en casos concretos previo pago de un canon, cuando se modificó la normativa para que las becas sólo llegaran al alumnado de la red pública y también en las últimas convocatorias para la renovación de equipos e infraestructuras de I+D+I. En todos estos casos las privadas habían sido incluidas en ejercicios anteriores, mientras que Generació Talent es un programa de nueva creación.

El acuerdo describe los diferentes programas, que tendrán que impulsarse a través de convocatorias específicas. El primero es el de excelencia investigadora, y las ayudas se destinarán a «la incorporación a las universidades públicas, centros de investigación y centros del Sistema Nacional de Salud de la Comunitat» de profesionales de reconocido prestigio internacional que actualmente trabajen en instituciones extranjeras, con un importe medio anual de cien mil euros por estancia. Los centros de destino tendrán que cofinanciarlas.

Otro eje consiste en apoyar la contratación de investigadores doctores -para los beneficiarios citados- que acrediten experiencia postdoctoral de al menos tres años y hayan trabajado en proyectos en el extranjero. Como el anterior, se pretende que desarrollen su labor científica en la Comunitat. El importe oscilará entre 55.000 y 70.000 euros en función de la experiencia acreditada. Este colectivo también podrá beneficiarse de estancias para realizar proyectos investigadores -en los centros descritos- que nazcan de la colaboración con empresas.

Generació Talent persigue además retener talento que sigue en tierras valencianas, y subvencionará programas de formación de estudiantes de las públicas que vayan a sacarse el doctorado en colaboración con empresas valencianas. La única puerta abierta para el sector privado de educación superior es la figura del agente de innovación o investigación en salud, que podrá ser contratado por las universidades para «detectar necesidades del mundo empresarial». Es el único punto donde no se especifica que deban ser de titularidad pública.

Algunas medidas tendrán que ser confinadas por los centros de destino

Más allá de la vertiente investigadora en las universidades, el tejido productivo valenciano es otra de las patas del plan. Se prevé una línea de ayudas para que las empresas contraten personal con formación científica para que colaboren con centros de investigación biomédica y de salud pública y para que impulsen el emprendimiento tecnológico en pymes. También se subvencionará la contratación indefinida de personal cualificado desempleado, asumiendo parte del salario, y de jóvenes en prácticas sin experiencia previa. Los ayuntamientos también dispondrán de ayudas para contar con titulados parados que desarrollen planes de modernización en los municipios.

Por último, el eje de «fortalecimiento del talento para la inserción laboral de los jóvenes» prevé acciones formativas para desempleados y trabajadores que necesiten «un continuo reciclaje profesional», así cursos de idiomas y de competencias transversales y un servicio de asesoramiento para «personas jóvenes emprendedoras».

El plan se anunció a finales de 2016 y hasta junio no se materializó el acuerdo, por lo que los plazos para desarrollarlo son justos ya que muchas de las medidas se prevé que estén en marcha en 2018. Y a cuatro meses de terminar el año aún no se han publicado las convocatorias.

Más

Fotos

Vídeos