La Universidad Popular llamará a 5.400 personas para que repitan la matrícula

Colas para la matrícula en un centro de la Universidad Popular en una imagen de archivo.
Colas para la matrícula en un centro de la Universidad Popular en una imagen de archivo. / josé marín

900 alumnos que no se inscribieron el jueves por el colapso informático serán incluidos en el listado por el orden cronológico de la petición

P. MORENO VALENCIA.

El gobierno municipal ha decidido anular las 4.500 matriculaciones realizadas este jueves en la Universidad Popular y empezar el lunes de cero. El motivo no es otro que el colapso informático que sufrieron hasta 900 aspirantes a conseguir una plaza, según desveló ayer la concejal Isabel Lozano, responsable del organismo del Consistorio.

Estas 900 personas no se pondrán a cola de los primeros sino que se elaborará un listado cronológico, dado que la página web guarda el sello del tiempo en el que se intentó hacer la matrícula. Para ello, se llamará por teléfono a un total de 5.400 personas, tanto las que ya tenían la inscripción aprobada como las que no pudieron formalizarla online.

Los usuarios recibirán la llamada para advertirles de un día de matrícula, a partir de las nueve de la mañana y que comenzará el lunes. «Cada día se citará a 1.800 personas», dijo la edil al explicar una rectificación que se hará siempre por internet. Cuando se acabe la matrícula de todos los afectados, volverá a abrirse la web para el resto de los usuarios con el propósito de que puedan inscribirse en las plazas que queden. El Ayuntamiento mantiene el 20% de los 11.000 puestos previstos este curso para personas que se acerquen a las sedes de la Universidad Popular a partir del día 17, en caso de que se mantenga el calendario.

El colapso informático se produjo sobre todo, confirmó Lozano, en el paso de la transferencia de pago del coste de los cursos. La edil avanzó incluso una reclamación a la entidad bancaria responsable de estos ingresos para el Ayuntamiento.

El colapso originó un alud de críticas, dado que algunos usuarios intentaron desde matricularse desde las nueve de la mañana sin éxito. Decenas de ellos acudieron a las oficinas municipales de la antigua Tabacalera para presentar una reclamación, aunque la solución no llegó hasta ayer. La concejal Lozano adujo que se había producido una «distribución no equitativa de las plazas ya que hubo personas desde primera hora intentándolo y no pudieron inscribirse».

A partir del lunes se anunciará el nuevo calendario de matrícula, un proceso que durará tres días (entre el martes, miércoles y jueves de la semana que viene) a razón de 1.800 personas cada día. Una vez completado, desde el viernes se admitirán nuevas solicitudes.

El atasco informático provocó también las críticas de la oposición municipal. El concejal del grupo popular Cristóbal Grau, dijo que ya habían advertido en un consejo de la Universidad Popular del riesgo de apostar sólo por la inscripción informática. Finalmente, se dejó en el 80% de las plazas disponibles.

Los problemas en la Universidad Popular no son nuevos, dado que hace unos años se producían escenas surrealistas con personas mayores haciendo cola por la noche para garantizarse una plaza a la mañana siguiente. Eso se desterró al organizar una preinscripción y luego una matrícula con un día ya concertado. El paso a la matriculación online no ha dado los frutos esperados en su año de estreno.

La Universidad Popular es un organismo municipal dedicado a la enseñanza no reglada. Este curso oferta por 55 euros cursos de inglés, artesanía cerámica, pintura y dibujo, además de gimnasia y bailes de salón entre otros. A un precio más reducido (25 euros) se ofrece formación básica, español para extranjeros, cultura valenciana e informática. La entidad nació en 1902 con un proyecto impulsado por Vicente Blasco Ibáñez.

Fotos

Vídeos