El Tribunal Supremo confirma la pena de 13 años de cárcel para el 'Madoff' valenciano

Germán Cardona a la salida de la Audiencia Nacional. / j. r. ladra
Germán Cardona a la salida de la Audiencia Nacional. / j. r. ladra

La sentencia ordena el decomiso de todos los bienes y depósitos de oro de los condenados para distribuirlos entre las víctimas de la estafa

EFE

madrid. El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 13 años y tres meses de cárcel a Germán Cardona Soler, conocido como el 'Madoff' valenciano, por asociación ilícita, estafa, falsificación documental y blanqueo al considerar que defraudó 390 millones de dólares a 186.000 personas entre 2007 y 2010. En la sentencia conocida ayer, la sala de lo Penal confirma además la multa de 300 millones de euros dictada en la anterior instancia por la Audiencia Nacional, y ratifica la pena de tres años de prisión y multa de 900.000 euros para su pareja, Lina María Matilla, por delitos de blanqueo y asociación ilícita.

Según los magistrados, ambos formaron una estructura permanente con la que ocultaron, «a través de numerosas personas jurídicas, muchas de ellas en paraísos fiscales» y de diversas operaciones mercantiles, «que el dinero que los inversores habían empecinado al mercado de divisas» repercutía «en el beneficio particular de los acusados».

Para lograr este enriquecimiento ilícito, Cardona, que ya permaneció 11 meses en prisión provisional, puso en marcha un sistema defraudatorio a través de internet, la plataforma Finanzas Forex, que afectó a un «elevadísimo» número de personas en más de diez países.

Una actividad para la que contó con la colaboración, entre otros, de Matilla, quien se encargó de reinvertir las ganancias obtenidas, ocultando su procedencia y la titularidad real de los activos, y aprovechando los contactos en su país de origen, Colombia. El tribunal entiende como probado que, desde su constitución en 2007, la trama centró su actividad en el mercado de divisas Forex mediante la captación de clientes «bajo la promesa de altísimos réditos, a quienes se abonaban unos supuestos rendimientos con las aportaciones de los nuevos sin que en realidad existiera ninguna actividad» que procurara beneficios.

El Supremo confirma así el criterio de la Audiencia Nacional, que en marzo de 2017 condenó a los dos principales acusados, en tanto que absolvió a Santiago Fuentes, considerado por la Fiscalía como el «principal captador» del negocio, y María Marta Vallejo.

Asimismo, la sentencia ordenaba el decomiso de todos los bienes y depósitos de oro de los condenados a fin de que fueran distribuidos entre los perjudicados, a los que calificaba de «verdaderos titulares» de estos fondos y que durante las sesiones relataron que invirtieron «ilusionados» por las altas rentabilidades ofrecidas.

Fotos

Vídeos