El tren entre Buñol y Utiel se suprime durante un mes para obras de mejora

Uno de los trenes que cubre el trayecto de la C-3. / irene marsilla
Uno de los trenes que cubre el trayecto de la C-3. / irene marsilla

Los trabajos afectarán a Cercanías y Media Distancia, por lo que el trayecto entre las dos localidades se hará en autobuses

I. DOMINGO VALENCIA.

El goteo de mejoras en la línea ferroviaria C-3, que cubre el trayecto entre Valencia y Utiel, anunciado por el Ministerio de Fomento comienza a reflejarse en distintas actuaciones. Si a finales del pasado marzo, se anunciaba la adjudicación de la redacción del proyecto y ejecución de la obra para la instalación de un nuevo sistema de gestión del tráfico ferroviario, ayer el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) comenzaba los trabajos de modernización de las trincheras entre Buñol y Venta Mina-Siete Aguas.

Esta actuación, que se prolongará durante 45 días, obligará a suprimir la circulación ferroviaria entre las estaciones de Buñol y Utiel, por lo que la compañía Renfe ha establecido un plan alternativo de transporte por carretera. Así, los viajeros se desplazarán en autobús entre estas dos localidades en el caso del servicio de Cercanías, mientras que lo harán entre Buñol y Camporrobles en el caso del trayecto de Media Distancia. En este caso, los transbordos se realizarán hasta el 14 de mayo.

Las obras entre Buñol y Venta Mina servirán para modernizar y acondicionar las trincheras que flanquean el tendido férreo en este tramo, según informó Adif. La inversión asciende a 650.000 euros.

Además, permitirá que se suprima una de las limitaciones de velocidad existentes en el trazado de la C-3. También se incrementará «la prevención frente a agentes naturales externos y mejorar la fiabilidad de las instalaciones ferroviarias, lo que se traduce en una mayor agilización de las circulaciones».

Para efectuar esta obra, que se enmarca dentro del plan de mantenimiento de la red convencional, los operarios de Adif tendrán que levantar la vía, retirar la capa de balasto para su tratamiento y posterior restablecimiento. De hecho, se retirarán los muros de protección laterales, formados por bloques de mampostería que se emplearán posteriormente para su reconstrucción.

Esta inversión se suma a la adjudicación del nuevo sistema de gestión de la circulación, que supondrá una inversión de seis millones. Así, el nuevo sistema, denominado bloqueo por liberación automática en vía única, permitirá incrementar la capacidad de línea entre Valencia y Utiel. Es un primer paso para la modernización y duplicación de la C-3, una de las reivindicaciones de los alcaldes de estos municipios.

De hecho, la línea es una de las incluidas en el nuevo Plan de Cercanías de la Comunitat, dotado con 1.436,55 millones. Así, para la C-3 Fomento incluyó el desdoblamiento de la vía entre Valencia y Buñol (210,54 millones), la electrificación hasta Utiel (94,41 millones), la adaptación de andenes o la supresión de pasos a nivel.

Fotos

Vídeos