Transparencia reprende a Montón por contrataciones de su conselleria

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, durante una comisión en Les Corts. / j. signes

CSIF denunció ante el departamento del Consell designaciones de hijos de familiares y situaciones que se han considerado «irregulares»

LAURA GARCÉS VALENCIA.

Un nuevo tropiezo marca la actualidad en el departamento autonómico de Sanidad. El proceso seguido para algunos nombramientos o contratos realizados por la Conselleria de Sanidad, que dirige Carmen Montón, en materia de personal de distintos servicios ha sido cuestionado por la Conselleria de Transparencia, como se desprende de la respuesta que desde esta área del Consell ha recibido el CSIF a la queja que le trasladó el sindicato en cuestiones de gestión de personal.

La contestación de Transparencia -subdirección general de Atención a la Ciudadanía, Calidad e Inspección de Servicios- descubre en algunos casos situaciones «inadecuadas», en otros entiende que hay alguna situación que se puede calificar de «irregular». Hay un caso en el que el informe -«elevado a definitivo»- cuestiona la decisión del departamento de Sanidad porque un nombramiento «recayó en un familiar de una funcionaria».

La formación sindical recuerda que trasladó los hechos a Transparencia en noviembre de 2016. La respuesta llegó el pasado día 11. Ante la misma desde la formación sindical señalan que con anterioridad «ya lo habíamos advertido, pero Sanidad hizo caso omiso y ahora Transparencia viene a demostrar que tenía razón el sindicato».

Uno de los nombramientos por el que se interesó el CSIF fue el de un subdirector económico del área Arnau de Vilanova- Llíria. Consideraron que «la formación del candidato en relación con las funciones del puesto de trabajo» a juicio del sindicato «no resulta la más adecuada». Manifestaban también su extrañeza porque «no hubiese participado en el proceso selectivo ningún otro candidato con una formación más específica y adecuada al puesto».

En su escrito a Transparencia el sindicato considera «alarmante» la contratación «mediante contrato laboral especial de alta dirección». La respuesta de la mencionada conselleria en su informe en este caso apunta la actuación «a pesar de ser incorrecta, no merece más recomendación que evitar en el futuro la utilización de esta figura».

Otra de las fuentes de queja para la que el CSIF solicitó la valoración hace referencia, según el escrito, al nombramiento de «un funcionario interino de sustitución».

A juicio de CSIF el puesto para el que se nombraba previsiblemente «sea de muy larga duración» y se había designado «sin pasar por bolsa de trabajo, ni convocatoria de proceso selectivo alguno». Además, el escrito del CSIF apunta que se daba la circunstancia de que el nombramiento recayó en un hijo de una funcionaria «que en la fecha de los nombramientos era la responsable de recursos humanos» en el área afectada.

La respuesta de Transparencia a esta situación apunta que el «candidato escogido no acredita ninguna experiencia en el sector público» y por otra parte el «nombramiento recayó en un familiar directo de una funcionaria», lo cual le lleva a considerar que la Conselleria de Sanidad debería llevar a término las actuaciones correspondientes» a fin de determinar si con su actuación «la funcionaria incurrió en algún tipo de falta disciplinaria».

Otro caso consultado por la formación sindical para obtener respuesta refiere un nombramiento para un puesto de técnico superior en un departamento de salud. Según el escrito sindical, respondía a una sustitución por una incapacidad temporal de la persona titular, que se presumía de «larga duración», y aseguran que la persona que resultó designada «no figura inscrita en la bolsa de trabajo» y tampoco en los «listados del denominado bolsín del que se hace uso para las sustituciones de días sueltos».

Aquí la respuesta considera la designación «irregular». Recalca Transparencia que pese a que se puedan entender las razones de la conselleria, entre otros que «el periodo de sustitución era relativamente corto», estas no «justifican el incumplimiento de las normas y se recomienda que desde ahora se extremen las medidas de control» para evitar «estas irregularidades».

Cuestiones relacionadas con contrataciones por el bolsín para casos de nombramientos para días sueltos, el informe es contundente al señalar que «no es aconsejable» recurrir a esa fórmula porque pese a que podría estimarse una corta duración, hay «evidencias de que en muchos supuestos se supera el periodo del mes». La subdirección general de Atención a la Ciudadanía, Calidad e Inspección de Servicios señalan en su respuesta que el informe se ha remitido a la consellera.

Más

Fotos

Vídeos