Tráfico no pone fecha al arreglo de las cámaras que anunció para este mes

Tráfico no pone fecha al arreglo de las cámaras que anunció para este mes

El director de la DGT avanza que la solución es «inminente» pero siguen averiados algunos dispositivos en pleno repunte de los accidentes

J. A. MARRAHÍ VALENCIA.

La nueva jefa provincial de Tráfico, María Pilar Fúnez, llega a su cargo con importantes retos: la reducción de accidentes o combatir el peligro de conductores ebrios y drogados, pero también la enquistada falta de operatividad de un buen número de cámaras de tráfico de las carreteras valencianas. Tras su toma de posesión, Gregorio Serrano, director general de Tráfico, anunció que la solución a este problema era «inminente», pero no ofreció una fecha concreta para la puesta a punto de los dispositivos ni quiso ahondar demasiado en el asunto.

Tal y como publicó hace una semana LAS PROVINCIAS, del casi centenar y medio de aparatos de grabación ubicados en vías de Valencia, Alicante y Castellón, 58 se encontraban fuera de servicio o no están enfocados hacia las zonas de circulación, como sería lo deseable para controlar cualquier incidente y actuar del modo más eficaz posible. En total, había 44 que no emitían imágenes en Valencia, 8 en Castellón y 6 en Alicante.

Ni siquiera las alertas por las recientes nevadas sirvieron para poner fin a una situación que los técnicos del Centro de Gestión de Tráfico llevan sufriendo hace ya casi un año. Para comprender el problema, hay que viajar a abril del año pasado. Fue en esa fecha cuando finalizó el contrato de mantenimiento firmado con la empresa Indra. El problema es que el acuerdo todavía no se ha renovado.

Ante las consultas de este diario, desde la DGT lanzaron versiones contradictorias sobre la razón de que el contrato no se haya firmado todavía. Argumentaron, por un lado, que había una avería en la red de fibra óptica y que esto impedía la transmisión de imágenes entre los núcleos de grabación y la central de gestión del tráfico. Pero al mismo tiempo, transmitieron la existencia de algún problema burocrático para la firma del nuevo contrato de mantenimiento por la ausencia del visto bueno de la Abogacía del Estado. Según el sindicato CSI-F, esta última es la razón de que las cámaras no transmitan imágenes.

«Estamos a ciegas»

Tráfico señaló este mes de febrero como la fecha comprometida para firmar el contrato de mantenimiento, pero hasta el pasado jueves no había noticias sobre el momento exacto en que las cámaras recuperarían la normalidad. Así que el trabajo que llevan a cabo los técnicos del centro de gestión de Valencia, encargados de vigilar las carreteras de la Comunitat, Murcia y Albacete, sigue desarrollándose de manera muy frágil. «Estamos a ciegas», fue la denuncia que lanzó uno de estos empleados.

El sindicato también criticó que la incidencia afectaba a los paneles de mensajes variables, en los que se informa a los conductores de la existencia de atascos, problemas con el tiempo o cortes de circulación. Según los últimos recuentos del CSI-F, la falta de mantenimiento afecta aproximadamente a la mitad de los paneles informativos.

Según especialistas del Centro de Gestión de Tráfico de Levante, «la supervisión de las carreteras se complica por la falta de movilidad de las cámaras de control, que permanecen todas fijas e imposibilitan una visión panorámica de cada tramo vial». Esto sucede tanto en la Comunitat, como en Murcia, Albacete y parte de la provincia de Cuenca.

Y estos problemas persisten en un 2018 que ha arrancado con un repunte de la siniestralidad, tanto en España como en nuestra región. Según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico, son 19 las personas que han perdido la vida en las carreteras de la Comunitat, contando el joven que ayer pereció atropellado en Benifaió. El ascenso en España es del 24% y las víctimas han pasado de 117 a 145.

Fotos

Vídeos