Trabajadores del Clínico denuncian ahora saturación en el área de rayos

Pasillo del servicio de rayos del Clínico, ayer. / LP
Pasillo del servicio de rayos del Clínico, ayer. / LP

Representantes de los profesionales lamentan la escasez de técnicos especialistas para atender la unidad

R. V. VALENCIA.

Las quejas sobre la situación del Hospital Clínico de Valencia llegaron ayer desde el servicio de Rayos. Representantes de Intersindical Salud aseguraron que este área del centro sanitario se vio saturada como consecuencia de la coincidencia de pacientes procedentes del servicio de Urgencias con la de aquellos que llegaron al centro con cita programada para someterse a alguna prueba en la mencionada unidad. El malestar manifestado por este motivo se añade ahora a las críticas que la semana pasada soportó el Clínico como consecuencia de la saturación y utilización de las salas de estar en área de ingresos.

Víctor García, representante de la mencionada formación sindical, señaló a LAS PROVINCIAS que ayer se vio el servicio «saturado» y denunció la «escasez de técnicos de rayos» entre las razones que a su juicio conducen a que la confluencia de los pacientes de Urgencias con los programados pueda desencadenar la situación.

Esta circunstancia llevó al representante sindical a señalar que ello es resultado de una «mala gestión», puesto que desde esta formación entienden que los pacientes «urgentes no pueden esperar». García relató que desde Intersindical consideran que los gestores del centro deberían «adoptar medidas para contar con más personal y mejorar la calidad asistencial.

El sindicato CSIF denuncia la falta de personal de limpieza en el turno de noche

Desde la dirección del centro sanitario explicaron que la actividad del servicio de rayos durante la mañana fue «la habitual de los lunes, nada extraordinario». Insistieron en que el servicio funcionó «con la actividad propia» de cualquier primer día de la semana, «realizándose todas las pruebas que han sido requeridas».

Las quejas por los servicios en el hospital de la avenida Blasco Ibáñez llegaron también desde el sindicato CSIF. Manuel Rodríguez, representante de esta formación, denunció la escasez de trabajadores en el servicio de limpieza en el turno de noche.

Tal como declaró a LAS PROVINCIAS, para todo el centro sanitario «por la noche hay dos personas que inician el turno a las 21.30 horas y terminan a las 7.30, y una tercera persona que empieza a trabajar a las 22 horas y acaba a las 4,30».

Rodríguez consideró «completamente insuficiente» la disponibilidad de trabajadores para todo el hospital, sobre todo en un momento en el que, como recordó el representante del CSIF, «ha habido mucha actividad sin que se haya reforzado el servicio de limpieza».

Con estas declaraciones Rodríguez hacía referencia a que la semana pasada el Clínico soportó una elevada presión asistencial que desencadenó la adopción de medidas como la utilización de las salas de estar de distintas plantas de hospitalización para colocar camas que pudieran acoger ingresos. Las estancias habilitadas despertaron el malestar de trabajadores y familiares , que denunciaron que en las mismas «no hay tomas de oxígeno para todos los enfermos, ni baño ni ducha. Tampoco disponen de mesita para la comida, ni de sillón para el acompañante».

Falta de espacio

A esta situación precedieron los problemas con el sistema informático, que se prolongaron durante tres días ocasionando retrasos en algunos servicios del centro sanitario. Son los problemas más recientes, pero no los únicos. El Clínico acusa desde hace tiempo la escasez de espacio, inconveniente que la Generalitat prevé resolver a partir del proyecto de ampliación anunciado tras la adquisición de la antigua escuela de Agrícolas, edificio contiguo al hospital.

Conforme a las fechas previstas por el Consell se espera que a final de este año estará disponible el proyecto técnico. De esta manera, a principios de 2019 podrían comenzar las obras, que se prevén con un periodo de ejecución aproximado de 18 a 22 meses, de forma que la intervención podría ser realidad en el año 2021.

El sindicato CSIF a través de un comunicado, también cuestionó ayer la gestión de otro centro sanitario: el Hospital General. Denunció que en los últimos meses el hospital de la avenida de Tres Cruces y su departamento de salud han sufrido la «supresión de plazas» en la ciudad para crearlas en l'Horta Sud, sobre todo en Torrent.

Tal como señalaron en su comunicado, las acciones llevadas a cabo desencadenaron la pérdida de puestos en otros servicios. Citaron que «hasta siete plazas de pediatría enfermero o auxiliar se han detraído de los centros Juan Llorens, Nápoles y Sicilia o Guillem de Castro para crearse en Torrent». Ante la situación que describen, la petición del sindicato es que se «contrate más personal con el fin de cubrir las plazas perdidas en Valencia». El General, según la Generalitat, ha aumentado de 26 a 31 el número de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos, lo que ha requerido la contratación de veintidós personas y permitirá ampliar la asistencia a más pacientes que requieran monitorización y atención constante.

Fotos

Vídeos