La Torre de Torrent aguanta sin riesgo la Real Senyera

La Senyera, en lo alto de la Torre de Torrent. / lp
La Senyera, en lo alto de la Torre de Torrent. / lp

Un informe técnico solicitado por el Ayuntamiento señala que la edificación «podría aguantar hasta mil kilogramos más»

ADA DASÍ TORRENT.

La Senyera que ondea en lo alto de la Torre de Torrent podrá seguir donde está. Un informe técnico solicitado por el Ayuntamiento asegura que esta emblemática edificación «podría aguantar hasta 1.000 kilos más» de los que pesan el mástil y la peana que sujetan la bandera. Esta circunstancia, según el grupo popular, desmonta el argumento esgrimido por Compromís para, como señalan, «retirarla» de allí.

Esta cuestión llegó al pleno a través de una moción presentada por dicha formación el pasado mes de julio, por la que «instaban a retirar el mástil, alegando el excesivo peso que ejercía sobre el monumento». Basaban su argumentación en las características de la base de hormigón que descansa sobre la cubierta de la Torre.

La portavoz del PP, Amparo Folgado, denunció entonces que a Compromís «lo que le pesa más es el azul de la Senyera y no el mástil». El grupo popular y el socialista presentaron una enmienda conjunta de sustitución a la moción por la que se encargó un estudio técnico sobre el impacto de la instalación de la base de hormigón y del asta sobre la integridad de la edificación, que cuenta con el reconocimiento de Bien de Interés Cultural.

El estudio sobre la integridad estructural de la Torre encargado por el Ayuntamiento aconseja tomar varias medidas «para alcanzar el coeficiente de seguridad de 1,8 a vuelco con la peana instalada», y advierte que «todavía puede lastrar la peana actual hasta 1.000 kilogramos más en chapa y hormigón», según explican los populares, aunque «también da opción a arriar la bandera cuando se prevean vientos superiores a 100 kilómetros por hora o jugar con la altura del mástil y diferentes tamaños de la Real Senyera», añaden desde la formación.

Folgado afirma que, con este estudio, ha quedado «demostrado que su presencia no perjudica al monumento de la Torre, que se puede cumplir la Ley de Patrimonio sin tocar la Senyera y que todavía podría soportar 1.000 kilos más, cuando el exceso de peso era el argumento de Compromís para retirarla».

La bandera ondea en esta emblemática edificación desde octubre de 2014, cuando el gobierno popular municipal solicitó a la Conselleria de Cultura su instalación con motivo de la festividad de los valencianos, petición que concedida. Sus dimensiones son 2,50 por 4 metros y está soportada por un mástil de 10 metros que descansa sobre una peana móvil de hormigón.

Fotos

Vídeos