Las tormentas y la erosión destapan los restos del paseo marítimo en El Saler

Restos del paseo en la orilla, hace unos días. / lp
Restos del paseo en la orilla, hace unos días. / lp

Los vecinos piden más aportes de arena y la eliminación de los hierros y el hormigón, que evidencian la pérdida de litoral en la Albufera

P. MORENO

valencia. Cuando las playas están ya preparadas para recibir a miles de bañistas, en el litoral de El Saler han empezado a resurgir varillas de hierro y fragmentos de hormigón, restos del paseo marítimo demolido a mediados de los años 90 y que evidencian el daño sufrido por las tormentas más recientes y la erosión de esta parte del litoral.

Así lo pusieron ayer en evidencia las asociaciones vecinales de la zona. Desde la entidad vecinal Casa de la Demanà de El Saler, indicaron que suelen avisar al Ayuntamiento, aunque la retirada de los restos es una tarea costosa. En las inmediaciones del vial principal que llega desde la pedanía hasta una zona de restaurantes, permanecen varias varillas de hierro oxidado, en algunos casos señalizadas con cintas de plástico para evitar accidentes. Es sólo un ejemplo de lo que ocurre en otros tramos de las playas de la Albufera.

En la asociación la Casbah indicaron que esta situación se debe a «la regresión costera debido a la ampliación del puerto de 1986 y ampliación del espigón norte, como decía la declaración de impacto ambiental del Ministerio de Medio Ambiente». La solución debe pasar a juicio de los vecinos por la construcción de arrecifes a lo largo de todo el litoral, con un diseño similar al colocado hace años en la playa del Cabanyal. «El Ayuntamiento no está por la labor, pero es la solución».

Por parte del Ministerio de Medio Ambiente hay un proyecto de regeneración pendiente, con el aporte de arena de un banco situado a la altura de Cullera. El problema es que para su ejecución completa se tardarán unos dos o tres años. Los residentes plantean arrecifes o escolleras iguales en este último caso a las colocadas en Pinedo.

Desde la Casa de la Demanà recordaron la jornada reivindicativa del próximo día 30, con una serie de actividades donde uno de los elementos centrales de las peticiones serán las mejoras pendientes en el puerto de El Saler, una zona de la Albufera donde desaguan hasta aguas residuales cuando rebosa el alcantarillado durante las tormentas.

Por último, destacaron las malas condiciones de los aparcamientos cercanos a la playa, llenos de baches, en un problema que se traslada al mismo casco urbano por la escasez de estacionamiento, sobre todo en los meses de verano.

Fotos

Vídeos