La tormenta se traga una playa, corta caminos y deja 80 litros en la Marina

Varias personas pasean tras cesar la lluvia por lo que queda de la playa de Les Deveses, en el litoral norte de Dénia. / Tino Calvo
Varias personas pasean tras cesar la lluvia por lo que queda de la playa de Les Deveses, en el litoral norte de Dénia. / Tino Calvo

El temporal descarga 65 litros en Xàbia, arranca la plataforma de juegos del mar en el Arenal y atrapa varios vehículos en calles inundadas

R. GONZÁLEZ DÉNIA.

Las lluvias se dejaron notar con fuerza ayer en el litoral del la Marina Alta. El temporal y la tormenta provocaron que el mar se tragara la playa de Les Deveses, en el litoral norte de Dénia, ciudad en la que se rondaron los 80 litros por metro cuadrado en el Montgó durante el episodio de precipitaciones de la mañana, según los datos de Avamet. La tromba de agua obligó, además, a cortar caminos en distintos punto de la comarca.

La zona más perjudicada de la Comunitat fue la dianense, sin mayor incidencia en el resto de puntos de la región. En Dénia, como suele ser habitual cuando se producen trombas de agua, fue necesario cerrar al tráfico el camí del Llavador y el de la Bota, así como el Assagador de la Marjal con calle Melva. También se tuvo que cortar la calle Barbacana, parte de la avenida Joan Fuster y del camí de Gandia. A lo largo de la jornada, en cuanto se normalizó la situación, se fueron abriendo al tráfico y se restableció la circulación.

Fue tal la acumulación de lluvia en algunos puntos que en la rotonda del final de la Marineta Cassiana que da al puerto deportivo el agua iba por encima de las aceras. Algún vehículo se quedó parado e incluso hubo quien se atrevió a pasear en kayak por esa zona.

La Policía Local tuvo que actuar en el cruce de Temple de Sant Telm con la calle Marqués de Campo porque se había salido una tapa del alcantarillado y suponía un peligro para los coches. La principal arteria de la ciudad, que en época estival se cierra a partir de las dos de la tarde, ayer permaneció abierta todo el día. El gobierno local tomó esa decisión para evitar posibles colapsos.

En cuanto al litoral, Les Deveses, que ya sufrió los estragos en el temporal de enero, volvió a sufrir de nuevo las consecuencias del temporal. El vicepresidente de la asociación de vecinos de la zona, Sebastián Alcaraz, expresó su indignación por la situación en la que queda ese tramo del litoral norte cada vez que se producen estos episodios meteorológicos. Se han vuelto a quedar sin playa y «el agua llega hasta los muros», lamentó. Por ello, exigió que se lleve a cabo una regeneración que evite que todo se repita.

Otra de las poblaciones afectadas por la tormenta fue Xàbia. Los registros de lluvia superaron los 65 litros por metro cuadrado en la partida de Lluca. Protección Civil tuvo que actuar en calles inundadas en la zona de Rafalet para achicar agua y ayudar a varios coches que habían quedado atrapados. Además, la fuerza del mar arrancó la plataforma de juegos que estaba instalada en el agua en la playa del Arenal.

A consecuencia de la lluvia acumulada por la mañana en el centro histórico de la localidad y las zonas del Montgó, el río Gorgos empezó a llevar más caudal y el Centro de Coordinación Operativo de Emergencias Locales, que se activó a primera hora, decidió cortar todos los caminos que lo cruzaban.

Ya por la noche, en Gandia el aguacero obligó a suspender el concierto de India Martínez y Vanesa Martín cuando apenas había comenzado la primera actuación.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) preveía una nueva oleada de lluvias para la pasada madrugada y advertía que las tormentas podrían ser especialmente intensas en el litoral de Alicante y del sur de Valencia. El aviso naranja por lluvias se extendía hasta las 12 horas de hoy, aunque las mayores intensidades se esperaban a primera hora de esta mañana.

Más

Fotos

Vídeos