El temporal deja ya lluvias y nevadas en la Comunitat

Bomberos ayudan a desplazar un coche en medio de la nevada en Castellón. / efe/bomberos de castellón
Bomberos ayudan a desplazar un coche en medio de la nevada en Castellón. / efe/bomberos de castellón

Las precipitaciones pueden alcanzar los 60 litros por metro cuadrado en la mitad sur de la región durante el fin de semana

J. S. VALENCIA.

El temporal se dejó sentir ya ayer en la Comunitat, especialmente en el norte de Castellón. Una fuerte nevada durante la mañana obligó a movilizar a los servicios de emergencia de la provincia, que tuvieron que realizar numerosos servicios. Durante la jornada se dejó sentir el fuerte viento, con rachas de cerca de 80 kilómetros por hora.

Las localidades de Morella y Vilafranca, así como toda la zona de la Tinença, aparecían al mediodía de ayer cubiertas de blanco después de la nevada que comenzó a caer a primera hora de la mañana y que a medida que avanzaba el día se fue haciendo menos intensa. A primeras horas de la tarde las precipitaciones prácticamente ya habían cesado. La nieve se dejó sentir también en el interior de la provincia de Alicante.

La nevada complicó la circulación por cuatro vías del norte de Castellón y obligó a cortar al tráfico la N-233 y la N-232a por la acumulación de hasta cuarenta centímetros de nieve. Era obligatorio el uso de cadenas en la CV-124 a la altura de Cinctorres -del kilómetro 14 al 9-, en la CV-126 en Vilafranca del Cid hasta Castellfort y en la CV-167 desde Vilafranca del Cid hasta Benassal. En esas tres vías se tuvo que restringir la circulación a camiones, vehículos articulados y autobuses.

Fuentes del Consorcio Provincial de Castellón explicaron que la acumulación mayor de nieve se produjo en el municipio de Castell de Cabres, donde se llegó a los 40 centímetros de espesor.

El Consorcio Provincial de Bomberos movilizó ocho quitanieves, diez vehículos auxiliares y 38 personas que estuvieron trabajando desde primeras horas de la mañana en la limpieza de las vías de comunicación y en el rescate de una quincena de vehículos en la zona de Morella. El temporal también dejó precipitaciones en forma de lluvia en el litoral, aunque fueron de escasa intensidad. Los observatorios de Oliva y Pego recogieron 5 y 4 litros por metro cuadrado. La cantidad recogida en Valencia apenas alcanzó los 3 litros.

Las previsiones apuntan a que la gota fría o depresión aislada en niveles altos (DANA) se empezará a notar desde hoy sábado, cuando se prevé que en Alicante y Valencia se active la alerta amarilla por lluvias que pueden dejar una precipitaciones de 60 litros por metro cuadrado en 12 horas. Las mayores, según Aemet, se producirán mañana en la mitad sur de la Comunitat.

Fotos

Vídeos