El temporal convierte el inicio de febrero en uno de los más fríos de los últimos 50 años

La temperatura de los ocho primeros días del mes se sitúa 3,6 grados por debajo de la media

R. V. VALENCIA.

El frío no deja la Comunitat Valenciana. Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) apuntan a que el ambiente frío se mantendrá durante el fin de semana, aunque las máximas, que rondarán los 15º al mediodía y primeras horas de la tarde, contribuirán a suavizar la sensación térmica.

De todas formas, parece que el inicio de febrero va a pasar a la historia como uno de los más fríos de los últimos cincuenta años. La temperatura se sitúa 3,6º por debajo de la media, aunque lejos de los valores alcanzados en los años 1954 y 1956, cuando los termómetros apenas pasaron de los dos grados. También el inicio del mes fue especialmente gélidos en 2012 y 2015.

Otra de las particularidades de este invierno, según señala Aemet, es la variabilidad de las temperaturas. Si a mediados de enero los termómetros se situaban 7º sobre la habitual para esta época del año, el comienzo de febrero destaca por registros muy por debajo de lo normal.

Lo peor del temporal ha pasado, pero los bomberos y servicios de emergencia continúan trabajando para despejar todas las vías de comunicación. Ahora el principal problema son el viento, que será la nota más característica del fin de semana, y las bajas temperaturas que crean auténticos ventisqueros por el interior norte de la provincia de Castellón.

De hecho, ayer dos masías en el término de Ares del Maestrat, Mas de Roca y el Mas de Enferre, llevaban casi una semana incomunicadas, informó el Ayuntamiento de la localidad castellonense. El Consistorio mantiene contacto diario con los vecinos de estas masías, que se encuentran en buen estado, según resaltaron fuentes municipales.

A ellas sólo se puede acceder con tractores de grandes dimensiones, maquinaria de la Diputación de Castellón que está tratando de abrir los ventisqueros, que tienen una altura superior a los dos metros, según dijo el alcalde Abelardo Tena.

La Dirección General de Protección Civil alertó ayer por vientos fuertes y frío intenso al cuadrante noroeste peninsular y Baleares y pide especial precaución en las zonas de montaña durante el fin de semana. Los vientos serán especialmente intensos hoy en Pirineos e interior de Castellón e igualmente se mantendrá el temporal en las costas del norte de la Península. Se espera que el temporal de frío y nieve vaya remitiendo a partir de la tarde del sábado. El lunes las precipitaciones pueden volver a la Comunitat.

Fotos

Vídeos