Los taxistas reclaman un marco normativo que regule los vehículos con conductor

El sector del transporte público considera la situación «insostenible» y asegura que existe una saturación del mercado

RAFAEL LÓPEZ VALENCIA.

La Confederación de Autónomos del Taxi en la Comunitat exigió en un comunicado la regulación y legislación de los vehículos turismo con conductor (VTC), ya que consideran que existe una «concesión ilimitada de licencias» para ese sector, que provoca «un gran desequilibrio entre taxis y VTC».

El colectivo taxista asegura que existe un cierto «nerviosismo» ante lo que entienden como «una falta de medidas efectivas por parte del Gobierno». El secretario de la Confederación, José Juan López, alegó que «peleamos por subsistir». Una muestra de su indignación se tradujo en la huelga del pasado 29 de junio, donde el sector reclamó una limitación en las licencias de los VTC, para evitar que se terminaran convirtiendo en competencia desleal, al igual que las plataformas Uber y Cabify.

La historia de los vehículos turismo con conductor se remonta años atrás, cuando el servicio de lujo como las limusinas ocupaban un segundo plano. Con el paso de los años, la disminución del mercado de este tipo de prestaciones hizo que muchas de las empresas dedicadas a esta actividad pasaran a fijarse en los usuarios comunes. Los consumidores de un servicio que ya era proporcionado por los taxistas.

De esta forma, la Confederación denunció la falta de control y vigilancia de estas actividades, así como la ausencia de un marco normativo que regule las autorizaciones de los VTC. Por ello, el sector evidenció la necesidad de «fijar el ámbito territorial de las licencias», de tal manera que se pudiera restringir aquellas no domiciliadas en la Comunitat. Una de las medidas que propuso el colectivo taxista fue el cumplimiento de la «limitación 1/30, por la que solo debe haber un VTC por cada 30 taxis, para impedir «la saturación del mercado de transporte».

Por otro lado, López criticó el crecimiento del número de vehículos con este tipo de prestaciones, cuando «su mercado está cayendo». Asimismo, el colectivo denunció que no existiera un «epígrafe fiscal», y solicita que se le establezca un IVA del 21%. Así, el secretario de la Confederación, también reclamó una mayor concienciación por parte de las administraciones para reforzar el sector.

Fotos

Vídeos