Dos de cada diez alumnos valencianos abandonan los estudios prematuramente

Dos de cada diez alumnos valencianos abandonan los estudios prematuramente

La tasa de abandono escolar temprano se sitúa en un 19,5 por ciento en la Comunitat, un punto por encima de la media española

EUROPA PRESS VALENCIA

La tasa de abandono escolar temprano se sitúa en un 19,5 por ciento en la Comunitat Valenciana, un punto por encima de la media española (18,5 por ciento), lo que supone que dos de cada diez alumnos en la autonomía abandonan prematuramente los estudios, según los datos de Save The Children. La tasa de abandono escolar en España se refiere a los alumnos que aunque hayan finalizado satisfactoriamente la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), no continúan sus estudios, ya sea en Bachillerato, Formación Profesional o cualquier curso de formación no reglada. La tasa se calcula para las personas entre 18 y 24 años de edad.

De acuerdo con la ONG, lejos de estas cifras se sitúan autonomías como País Vasco o Cantabria, con un 7,3 y un 8,6 por ciento respectivamente en tasa de abandono. La inversión pública media por alumno de la Generalitat en 2014, según datos del Ministerio de Educación recogidos por Save the Children, era de 4.995 euros por alumno en centros públicos, lo que supone 174 euros menos que el gasto medio por niño del conjunto del Estado.

"A pesar del aumento del presupuesto destinado a Educación que ha realizado la Conselleria en los últimos dos años, todavía queda mucho trabajo por hacer para asegurar una educación equitativa que garantice la igualdad de oportunidades para los niños más vulnerables de la Comunidad Valenciana", ha asegurado Rodrigo Hernández, responsable de Save the Children en la Comunitat Valenciana, en un comunicado.

La ONG destaca que el próximo lunes empiezan las clases en la Comunitat Valenciana tras las vacaciones, aunque no todos los niños "lo hacen en las mismas condiciones". En esta línea, llama la atención sobre el hecho de que la situación socioeconómica del niño "determina cada vez más sus oportunidades educativas y su éxito escolar y el sistema educativo actual no tiene herramientas para borrar estas desigualdades, sino que, al contrario, en muchos casos las acentúa".

Para la ONG, esto es "especialmente importante" en la Comunitat Valenciana donde el 26,4 por ciento de los niños se encuentran en situación de pobreza relativa y el 7,5% sufre privación material severa

Elemento «clave»

El responsable de Save the Children en la Comunitat Valenciana ha incidido en que la educación "es un elemento clave para reducir las desigualdades sociales y poder romper la trasmisión intergeneracional de la pobreza y la exclusión, ya que lamentablemente la pobreza se hereda y la educación es la herramienta más poderosa para evitarlo".

Para Hernández "no es suficiente que la Educación sea accesible para todos los niños, también debe ser equitativa". "Es necesario que el sistema educativo trate a cada alumno en función de sus necesidades -sociales, económicas o físicas- para que todos tengan las mismas oportunidades y posibilidades de éxito".

Gasto de la vuelta al cole

Asimismo, subraya que se debe tener en cuenta que, según un informe de la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana, el gasto medio de las familias para la vuelta al cole sube un 7% respecto al año anterior, lo que supone una media de 178 euros por alumno de un centro público y 591 euros de media para aquellos centros educativos concertados.

"Es decir, que una familia de un adulto y dos hijos en situación de pobreza severa (ingresos de 729 euros mensuales o menos) tendría muchas dificultades para hacer frente a estos gastos, ya que tendría que destinar a la vuelta al colegio de sus hijos prácticamente la mitad de su sueldo", recalca.

Hernández ha asegurado que las familias con menos recursos "muchas veces no pueden permitirse adquirir material escolar o que sus hijos tengan acceso a actividades lúdicas o deportivas", y ha afirmado que "todo esto influye en gran medida a que en la Comunitat Valenciana haya cifras preocupantes como la tasa de abandono escolar prematuro".

Para lograr un sistema educativo "de calidad y equitativo", Save the Children pide, entre otras medidas, aumentar el gasto público de la Comunitat en educación de manera progresiva y sostenida; aumentar las plazas públicas de educación 0 a 3 para garantizar que no hay demanda no cubierta y promover que se ocupen por los colectivos sociales más vulnerables y definir un plan de lucha contra la segregación escolar, "que impida la segregación entre escuelas mediante medidas normativas y políticas como son la escolarización equilibrada del alumnado con necesidades educativas específicas, las ratios alumnos-aula o la zonificación escolar.

Fotos

Vídeos