Suplantan a extranjeros en exámenes de español

J. A. M.

Cobraban 1.000 euros a extranjeros por granjearles el ansiado aprobado en el examen oficial de español, paso previo para la nacionalidad. Así operaba una red desmantelada en Valencia por la Policía Nacional. Sus miembros, todos ellos de nacionalidad rumana y pakistaní, suplantaban a compatriotas y se presentaban por ellos a las pruebas, una práctica ilegal por la que han sido arrestadas 14 personas de entre 24 y 49 años de edad.

Las investigaciones arrancaron a mediados de enero, cuando la policía tuvo constancia de la actividad del grupo. Tras recibir las importantes sumas de dinero por parte de los aspirantes, algunos miembros de la trama buscaban a compatriotas con buen conocimiento de español para que se presentaran al examen. Buscaban a gente con problemas económicos y les pagaban 50 euros por cumplir con su cometido. Para ello les proporcionaban permisos de residencia falsos. En estos documentos aparecían los datos personales de la persona que quería aprobar, pero la foto era de los impostores. Sin embargo, un detalle llamó la atención de la policía: la huella dactilar era siempre la misma.

Los agentes confirmaron las sedes de Valencia donde estaban convocados los exámenes y sorprendieron a los miembros de la red en plena acción.

Durante la operación, los agentes se incautaron de 2.200 euros, 18 documentos falsos de extranjeros y una sudadera usada por los miembros del grupo, confeccionada como sistema de comunicación. Entre sus costuras había una funda de silicona para acoplar un teléfono móvil y cableado de manos libres, a fin de transmitir al exterior del aula datos del examen. También un micrófono inalámbrico y una chaqueta con el mismo sistema.

Fotos

Vídeos