La Sindicatura de Comptes certifica que la cirugía cardíaca de Manises tiene autorización

Usuarios del Hospital de Manises en el vestíbulo del centro sanitario. / damián torres
Usuarios del Hospital de Manises en el vestíbulo del centro sanitario. / damián torres

La prohibición de derivar pacientes por falta de permiso para ser operados choca con el informe que avala que la conselleria dio el visto bueno en 2011

Laura Garcés
LAURA GARCÉSValencia

La auditoría de la Sindicatura de Comptes realizada en 2017 en el Hospital de Manises y correspondiente al periodo entre 2009 y 2015 desmiente a la Conselleria de Sanidad. El Hospital de Manises sí tiene autorización para realizar operaciones de corazón en contra de lo mantenido estos días por Sanidad para justificar la prohibición de permitir intervenciones de este tipo en el centro sanitario a pacientes enviados de otros hospitales o que libremente, como permite la ley, se hayan decantado por este hospital.

Como publicó LAS PROVINCIAS, la conselleria aseguró que la decisión que ha llevado a denegar alguna derivación de pacientes al centro sanitario ha llegado porque el hospital no dispone «de autorización» y si no cuentan con ese permiso «no se pueden autorizar».

El jueves volvió a pronunciarse en este sentido asegurando que «jamás el hospital ha pedido la autorización en cirugía cardíaca». Frente a esta respuesta, otras fuentes consultadas por LAS PROVINCIAS han mantenido esta semana que Sanidad autorizó el servicio y sólo falta el trámite formal de solicitud a la dirección de inspección sanitaria.

El documento de la Sindicatura de Comptes sobre el centro sanitario de Manises -hospital público de gestión privada por concesión- menciona que el concesionario «tiene subcontratadas cinco prestaciones accesorias», una cirugía cardíaca.

Comprobación

Y sobre las mismas, afirma: «Hemos comprobado la existencia de la oportuna petición de autorización realizada por el concesionario a la conselleria, así como la autorización de esta para cada una de las subcontrataciones, excepto la solicitud de cirugía pediátrica que, si bien consta la oportuna petición cursada, no hemos dispuesto de la autorización correspondiente».

A continuación, la auditoría incluye una tabla en la que desglosa las prestaciones de servicios con medios ajenos y al mencionar cirugía cardíaca apunta el 4 de mayo de 2011 en el apartado «Autorización Administración». Antes de las afirmaciones señaladas, el informe cita la cláusula segunda del contrato de la concesionaria con la Administración, que establece que todas las prestaciones «objeto del contrato deben ser asumidas por el concesionario respecto de su coste económico, debiendo realizar con medios propios aquellas que figuren en su propia oferta».

Más noticias relacionadas

Después especifica que el resto de prestaciones incluidas en la cartera de servicios «serán asumidas por el concesionario y prestadas con los medios propios de la Conselleria de Sanitat, o bien medios ajenos si fuera autorizado para ello».

Y en este apartado se incluye la cirugía cardíaca, servicio para el que el informe de la sindicatura sostiene que cuenta con el visto bueno de la Administración. ¿Excluye esta autorización a un determinado tipo de paciente, en función de por qué vía llegue al centro sanitario para ser atendido?

La libertad de elección

Expertos en gestión sanitaria consultados por LAS PROVINCIAS responden a este interrogante señalando que la autorización que menciona el documento permite la prestación, que en este caso serían las operaciones de corazón a la población protegida, «cualquiera que sea la vía de acceso», ya se trate de pacientes del departamento de salud de Manises, como de otros que lleguen derivados o por decisión propia apoyándose en el decreto 74/2015 de 15 de mayo que regula la libre elección de médico y hospital. La norma, como ya se informó, permite escoger atención especializada en cualquiera de los departamentos de salud, y uno es Manises.

Intervenciones incluidas desde 2011

De la auditoría de la Sindicatura de Comptes al Hospital de Manises se extrae que en 2011 se incluyeron varios servicios. Además de la cirugía cardíaca con autorización en mayo de 2011, la cirugía plástica y reconstructiva que arrancó en enero de 2011. El servicio de neurocirugía, siempre a tenor del informe, tuvo autorización en diciembre. El servicio de laboratorio de análisis clínicos, anatomía patológica y transfusión lleva fecha de agosto. Sobre cirugía pediátrica, en el momento del informe constaba la petición de autorización, aunque no disponían entonces de la autorización correspondiente.

Las indicaciones que, según pudo saber LAS PROVINCIAS, se dieron al hospital apuntan que salvo casos urgentes no pueden aceptar pacientes para esta especialidad quirúrgica que lleguen por derivación de otros departamentos o por ejercer el derecho a la libre elección.

La medida sorprendió en el ámbito sanitario, tanto por su llegada ahora -en el hospital se opera de corazón desde 2011- como porque no excluya a los ciudadanos que están adscritos al departamento de salud de Manises y sí a los remitidos desde otras áreas o a quienes eligen ser tratados allí, algo que las fuentes consultadas cuestionaron al considerarlo «paradójico».

Fotos

Vídeos